ONU Mujeres considera una victoria histórica que un total de 277 mujeres de una variedad de edades, razas, religiones, orientaciones sexuales, antecedentes y culturas, se presentaran en las elecciones para la Cámara de Representantes y el Senado de los Estados Unidos.

El número récord de mujeres que se presentaron como candidatas en las elecciones al Congreso de los Estados Unidos esta semana marca un avance “sin precedentes” y crítico para el logro de la igualdad de género y el desarrollo sostenible, declaró en un comunicado ONU Mujeres.

En lo que la Organización considera una victoria histórica y un motivo de celebración, un total de 277 mujeres de una variedad de edades, razas, religiones, orientaciones sexuales, antecedentes y culturas, se presentaron en las elecciones para la Cámara de Representantes y el Senado de los Estados Unidos, representando a los partidos demócrata y republicano.

“La nueva cohorte de mujeres elegidas elevará el número total en el Congreso a más de 100. Esto es un récord”, aseguró ONU Mujeres. Además, agregó que hubo un aumento del 75 por ciento en las mujeres afrodescedientes e indígenas que buscaron ocupar cargos en la Cámara o el Senado.

Entre las mujeres que hicieron historia están las primeras mujeres nativas americanas en ganar asientos en la Cámara: La demócrata de Nuevo México Deb Haaland y la demócrata Sharice Davids, quien también es el primer miembro abiertamente LGBT del Congreso del Estado de Kansas.

Las musulmanas Rashida Tlaib e Ilhan Omar, ambas demócratas y provenientes de Michigan y Minnesota, respectivamente, también fueron las primeras de su religión en llegar a la Cámara y celebraron la victoria el martes por la noche.

Además, la republicana de Tennessee, Marsha Blackburn, se convirtió en la primera mujer electa en para el Senado en este estado, y con tan solo 29 años, la demócrata de Nueva York Alexandria Ocasio-Cortez ganó su carrera en las elecciones generales, convirtiéndose en la mujer más joven en llegar al Capitolio.

Igualmente, Ayanna Pressley, de Massachusetts, será en enero la primera mujer afroamericana en la delegación del Congreso de su estado.

La importancia de la participación de las mujeres

Este tipo de inclusión es “un derecho humano vital y crítico para el logro de la igualdad de género y el desarrollo sostenible. Con más mujeres en puestos de toma de decisiones en muchos países, vemos decisiones más inclusivas y encontramos diferentes soluciones a los problemas de larga data”, asegura ONU Mujeres, y agrega que la participación de las mujeres en los debates políticos clave y la toma de decisiones que las afectan, significa que a estos temas “se les presta mayor atención”.

Además, cuando las niñas crecen y pueden ver a las mujeres en puestos de liderazgo, esto aumenta sus logros educativos y sus aspiraciones profesionales.

La Agenda de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible 2030 busca no dejar a nadie atrás, e incluye el objetivo específico de garantizar una mayor inclusión de las mujeres, desde la igualdad de oportunidades en el liderazgo, hasta las decisiones políticas y económicas.

“Esta es la clave para desbloquear el cambio transformador que queremos ver para mejorar las sociedades en todas partes y construir un mundo más seguro, más igualitario y próspero”, resalta ONU Mujeres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here