Al Presidente Trump una mano abierta, no un puño cerrado: López Obrador

Reúne López Obrador a miles de personas en Tijuana y a través de redes sociales

0
43

“Al presidente Donald Trump, por eso no le levanto un puño cerrado, sino una mano abierta y franca”, expresó el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador ante miles de personas en Tijuana, esto durante el Acto de Unidad en Defensa de la Dignidad de México y en favor de la Amistad con el Pueblo de los Estados Unidos.

Fue el sábado 8 de junio en la intersección de la calle Segunda con la avenida Constitución, un punto icónico para la medición de la popularidad e impacto político por décadas en esta ciudad fronteriza a tan solo unas cuadras de la Unión Americana.

AMLO pronunció esa frase, ahora trascendental y clave en las relaciones bilaterales, luego de expresar su beneplácito del acuerdo logrado a través del Secretario de Gobernación, Marcelo Ebrard al encabezar las negociaciones con el equipo estadounidense en Washington, lo que dio como resultado la suspensión arancelaria a todos los productos mexicanos que se exportaran a Estados Unidos a partir del lunes 10 de junio, lo que finalmente, ya no sucedería.

“Celebramos el importante acuerdo de ayer –viernes 7 de junio-, porque se nos estaba poniendo, se nos estaba colocando en una situación muy difícil, muy incómoda la de tener que aplicar a ciertas mercancías de Estados Unidos las mismas medidas, restricciones comerciales similares a las que se iba a imponer a las exportaciones mexicanas”, dijo López Obrador desde el templete al lado de gobernadores, titulares de secretarías y representantes de diversos sectores, como el empresarial y el religioso.

Subrayó su rechazo a todo acto de represalia, por lo que sostuvo su política de paz y el llegar siempre a una solución a través del diálogo, nunca por medio de la confrontación.

“Confieso que, como persona, como ciudadano, rechazo los actos de represalia y la ley del talión. Soy un pacifista convencido, inspirado en los ejemplos de Gandhi, de Martin Luther King, de Nelson Mandela”.

No obstante dijo que como jefe del Estado mexicano no podía permitir que nadie atentara contra la economía del país, ni que se intentara humillar o someter a la nación por intereses ajenos al bienestar de la gente.

“Sin embargo, como jefe y representante del Estado mexicano no puedo permitir a nadie que se atente contra la economía de nuestro país y menos que se establezca una asimetría injusta, indigna para nuestro gobierno y humillante para nuestra nación”, agregó con firmeza, lo que arrancó una vez más un aplauso y ovación multitudinaria.

Ante eso reconoció que el Presidente Trump y sus colaboradores tuvieron voluntad para alcanzar una salida negociada al conflicto, pues de no haber sido así, ambos países padecerían serias consecuencias en sus economías, afectando por tiempo indefinido el contexto social como resultado de una no deseable guerra comercial.

En ese sentido reiteró a nombre de todas las mexicanas y mexicanos, la amistad, el diálogo y la colaboración, pero haciendo énfasis en que se debe mantener y respetar las políticas de no intervención, autodeterminación de los pueblos y la no injerencia extranjera en las decisiones que “sólo competen a la soberanía de nuestro pueblo”.

Ya en la parte final, una vez más agradeció la solidaridad de la gente de todas las clases sociales, sectores e ideologías.

“El pueblo de México es mucha pieza”, puntualizó Andrés Manuel López Obrador desde Tijuana, justo “donde empieza la patria”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here