• El autor es Director General, Generación PRIISMA A.C. y consejero ciudadano representante de discapacidad visual para el Consejo estatal para Personas con Discapacidad de Baja California.
  • Parte tres, la telenovela continúa…
  • Entre la consciencia colectiva y  la inconsciencia gubernamental

Tijuana-BC // Octubre 12 de 2014 // José Manuel García Arreola – PRIISMA

Jose Manuel Garcia Arreola
Jose Manuel Garcia Arreola

Hace algunas semanas platicaba con una amiga que tiene un par de hijos con discapacidad, platicábamos como tema obligado la instalación de un CRIT Teletón en Baja California. Me comentaba con entusiasmo que por fin sus hijos tendrían un lugar donde los apoyarían y muchas cosas favorables acerca de Teletón, yo por mi parte la escuchaba respetuosamente y con atención.

Debo aclarar que es la única persona a la que he escuchado estar a favor de semejante monstruo, la mayoría que trabajamos por y para las Personas con Discapacidad tenemos un concepto diferente, aunque debo aclarar también la mayoría nos callamos ante esta barbaridad. Después de terminar animadamente su argumentación le platique de cómo todos los ciudadanos mantenemos a este ente, le comente de la cantidad de millones que dará nuestro estado para su instalación y funcionamiento, le dije que era una rehabilitación más cara que en un negocio privado y lo más importante que nosotros lo pagábamos, todo esto se lo dije con cifras o sea con pesos y centavos, para terminar le dije era incorrecto como nos muestran, como personas sujetas de lastima y de caridad. Después de regresarme la cortesía de escuchar con atención termino de manera tajante la conversación con estas palabras ¡NADA DE ESO ME IMPORTA, LO UNICO QUE SE ES QUE POR FIN ATENDERAN A MIS HIJOS! Yo solo atine a sonreír y a despedirme de manera amable.

Esta charla me dio mucho a pensar, primero; que el estado hace lo que todos sabemos, no asume su responsabilidad de atender a todos esos niños con discapacidad aunque las leyes se lo exijan en vez de hacer su trabajo le pasa la estafeta a un ente privado como Teletón y le da cantidades de dinero que sobrepasan lo imaginable. Segundo; que el estado sabe de la desesperación de las madres y padres de niños con discapacidad y de eso se aprovecha. Tercero; que entiendo y de hecho justifico a todas esas madres desesperadas por que sus hijos con discapacidad reciban la atención que por ley merecen y no les importa quién se las dé, solo importa  sus hijos sean atendidos. Esto quiere decir no las critico en lo más mínimo, lo que si critico es que se tenga que llegar a este punto de desesperación por que el estado no hace lo que por ley debe, le pasa la estafeta a otro junto con costales de dinero y deja de cumplir con su deber. ¡Eso es exactamente la inconsciencia gubernamental!

Cuando esta telenovela comenzó, en todos los círculos de discapacidad que frecuento se hablaba de ello y entre otras cosas se decía no debíamos permitirlo, aun así no se hizo nada al respecto. De parte de quienes dicen defender nuestros derechos nunca hubo un pronunciamiento, todos callaron. Sociedad y  dependencias que defienden nuestros derechos hicieron mutis. Ahora CRIT es un hecho con todos los millones que le daremos, si, aunque no lo crea, nosotros les daremos el gobierno no cuenta con dinero propio, es solo administrador del nuestro y el pueblo de Baja California  lo quiso entregar, entonces somos cómplices de tal hecho.

Cuando parecía asunto olvidado, como la mayoría de asuntos importantes en este nuestro México apareció lo que ya todos esperábamos, Las OBSERVACIONES Y RECOMENDACIONES DEL COMITÉ SOBRE LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD DE LA ONU y una vez como la consciencia colectiva sabíamos dijo y recomendó esto:

  1. Al Comité le preocupa que buena parte de los recursos para la rehabilitación de las personas con discapacidad del Estado Parte sean objeto de administración en un ente privado como Teletón. Además, observa que dicha campaña promueve estereotipos de las personas con discapacidad como sujetos de caridad.
  2. El Comité insta al Estado Parte a establecer una distinción clara entre el carácter privado de las campañas Teletón y las obligaciones que el Estado debe acometer para la rehabilitación de las personas con discapacidad. Asimismo, le recomienda desarrollar programas de toma de conciencia sobre las personas con discapacidad como titulares de derechos.

(Comité sobre los derechos de las personas con discapacidad de la ONU, 2014)

Nótese lo que dice la ONU, Teletón es un ente privado o sea que prácticamente el estado contrata a otro para que haga su trabajo y se lo paga de manera muy cara, por otra parte la ONU reconoce que Teletón promueve estereotipos de las personas con discapacidad como sujetos de caridad pero en fin esto es algo que siempre hemos sabido. ¿Siempre lo hemos sabido? ¿Estaba dentro del consciente colectivo? Claro que sí. Se preguntaran y entonces ¿Por qué no hicimos lo suficiente para que esto no pasara si estaba dentro del consciente colectivo?

Después de las recomendaciones de dicho comité paso algo mágico. Políticos y los que defienden nuestros derechos se dieron a la tarea de difundirlo, de pronto se erigieron en nuestros defensores, los que dijeron no te puedes enfrentar al estado al ver esta difusión hicieron lo propio y se hiso una difusión masiva. ‹‹Después de ahogado el niño a tapar el pozo›› es decir toda esta alharaca es ‹‹A toro pasado ya no habrá marcha atrás››. Las recomendaciones de la ONU son eso, recomendaciones a las que el estado mexicano encontrará seguramente la manera de sacarles la vuelta.

El punto de todo esto es, mientras nuestro estado tiene dinero para pagar sueldos y gastos administrativos a dependencias para que atiendan a las personas con discapacidad las mismas no tienen dinero para elaborar y aplicar políticas públicas a favor de los que sirven. Mientras el estado tiene dinero para mantener un ente privado como Teletón miles de madres cuidadoras de niños con discapacidad se preguntan cómo harán para tener dinero para  el transporte del día siguiente para llevar a sus hijos por atención adecuada, esta obviamente otorgada por asociaciones civiles sin fines de lucro y aun mas se preguntan cómo harán para alimentarlos la siguiente semana o para conseguir medicamentos o para conseguir una cita con un neurólogo o paidopsiquiatra o cualquier profesional de esos que hay pocos de manera pública. Finalmente se preguntan ¿Cuál será el futuro de sus hijos en discapacidad en un estado mexicano que no cumple con sus responsabilidades?

El estado debe acatar a las recomendaciones de la ONU por humanidad, por congruencia entre el decir y el hacer, por obligación legal ya que deben cumplir con lo que dice la Convención internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad:

“Si es acerca de nosotros debe de ser con nosotros” ¡Deben preguntarnos!

“Mientras el consciente colectivo hace mutis el inconsciente gubernamental sigue creyendo hacer lo correcto y Fundación Teletón feliz” (José Manuel García Arreola, 2014)

¨DAR ALGO A LOS MAS VULNERABLES ES UN ACTO DE JUSTICIA, PERO DAR LO QUE UNO ES, DARSE A UNO MISMO ES UN ACTO SUBLIME.¨

Deja un comentario