• De cada diez habitantes de BC cinco tienen una amistad y dos un familiar gay.
  •  A pesar de la aceptación, apoyan la posición de la Iglesia Católica en contra del matrimonio gay.

Tijuana-BC // Febrero 1 de 2015 // RedCdTj

Manuel Lugo
Manuel Lugo

El más reciente estudio de la casa encuestadora IMERK se enfocó en identificar el posicionamiento ciudadano con relación a la aceptación del matrimonio gay y la adopción de hijos por parte de parejas del mismo género.

El director general de IMERK, Manuel Lugo Gómez, reveló que ocho de cada diez habitantes de Baja California, perciben que en los últimos años se ha incrementado la aceptación de las personas homosexuales en la ciudad en que residen, principalmente en Rosarito y Ensenada en donde lo anterior sube a nueve. 

Resaltó que hay cambios importantes con relación a estudio previamente realizado en el 2014, si bien la aceptación de las personas homosexuales representa la posición de seis de cada diez ciudadanos, su rechazo sube de 17.2% a 25.5% en esta última medición, reflejando un incremento de 8.3 puntos porcentuales.

Sin embargo, indicó que resulta interesante ver los cambios que hay por segmentos poblacionales, mientras que su aceptación es mayor en las mujeres y los jóvenes de 18 a 25 años, su rechazo se incrementa en los hombres y las personas mayores de 65 años.

matrimonio gayMencionó que actualmente de cada diez habitantes del estado: cinco tienen alguna amistad homosexual, proporción que aumenta a seis en Mexicali, así como a siete en las personas menores de 35 años. Dos tienen algún familiar homosexual, proporción que aumenta a tres en Mexicali, así como a cuatro en las personas de 26 a 35 años.

Lugo Gómez expuso que con relación a que se acepte legalmente en Baja California el matrimonio entre personas del mismo sexo se encontró que cinco de cada diez ciudadanos estarían de acuerdo con ello, proporción que aumenta a seis en Mexicali, así como a siete en las personas de 18 a 35 años.

Cabe resaltar que en estudio realizado por IMERK en el 2010 la aceptación al matrimonio gay representaba el sentir de tres de cada diez habitantes del estado, reflejando la posición actual un importante cambio en los últimos cinco años, recordó.

A pesar de lo anterior, comentó que en este momento siete de cada diez personas están en contra de que se acepte legalmente en Baja California la adopción de hijos por parte de parejas del mismo género, proporción que sube a ocho en las personas mayores de 46 años y baja a cuatro en los jóvenes de 18 a 25 años.

El rechazo a la adopción entre parejas gay en el 2010 era del 82.2%, lo cual significa que en solo cinco años su aceptación se ha incrementado 16.7 puntos porcentuales.

El director general de IMERK refirió que hablando del posicionamiento de la Iglesia Católica con relación al rechazo de los matrimonios gay se identificó que cinco de cada diez ciudadanos están de acuerdo en que mantenga su posicionamiento, proporción que se mantiene en los cinco municipios.

Abundó que sube a seis en las personas de 46 a 65 años y a siete en las mayores de 65 años; sin embargo en el segmento de 18 a 35 años la mitad solicita que la Iglesia Católica cambie su posición y acepte el matrimonio entre personas del mismo género.

 Mientras que en julio del año pasado solamente el 0.8% de la población mencionó tener una identidad no heterosexual, actualmente el 2% se autodefine como homosexual y/o bisexual, lo cual representa aproximadamente la presencia de 63,000 personas homosexuales en Baja California.

Sin embargo es difícil precisar si lo anterior representa la realidad actual, principalmente cuando en promedio el 35.8% de los habitantes de Baja California mencionan tener una amistad y/o familiar homosexual, lo cual de manera indirecta estaría reflejando un número mayor al millón de personas, concluyó.

Deja un comentario