En un acto solemne durante la décimo segunda Convención Nacional de Líderes Sordos, el bajacaliforniano León Ricardo Parra Encinas, fue nombrado presidente de la Unión Nacional de Sordos de México (UNSM) para el periodo 2018-2022, tiempo en el que salvaguardará los derechos de las personas sordas y en situación de discapacidad auditiva.

La ciudad de Oaxaca de Juárez fue la sede de la IV Asamblea General para el cambio de la mesa directiva el pasado 26 de julio, momento en el que los 25 estados afiliados brindaron su respaldo al mexicalense radicado en Tijuana, quien además encabeza la Organización de Sordos Bajacalifornianos.

El activista expresó que uno de los principales retos a los que se enfrentará es el lograr una relación más cercana con las autoridades gubernamentales para coadyuvar en la realización de proyectos que tengan como fin la mejora de la calidad de vida.

“Ha tenido un impacto positivo, si bien no hemos podido avanzar con la velocidad que quisiéramos pero año con año se suman más asociaciones de sordos a la UNSM.  Lo cual quiere decir que les han gustado las actividades de empoderamiento que hemos llevado en cada estado”, expresó Parra Encinas en entrevista con CiudadTijuana.

En sustitución de Ignacio Márquez Badillo (2014-2018), el ahora presidente, quien previo a su actual cargo fungió como secretario general (2010-2014) y tesorero (2014-2018), mencionó que la encomienda es “una enorme responsabilidad y un reto”, algo que acepta con el fin de empoderar a la comunidad sorda mexicana.

“Existen aún muchas brechas que eliminar para las personas con discapacidad, año con año hemos visto la sensibilización con la que los funcionarios de gobierno tienen y generan proyectos a favor de las personas con discapacidad.  Aunque no dejan de verlo con un enfoque asistencialista.  El objetivo ahora es generar proyectos para generar un enfoque de autonomía e independencia”.

León Ricardo, quien además es licenciado en Mercadotecnia, aprendió a comunicarse a través de la lengua de señas mexicana (LSM) desde el año 2005 y se ha convertido en un referente de la inclusión en esta región fronteriza y en la mayor parte de las entidades del país como resultado de su lucha en el marco de los derechos humanos.

Al respecto manifestó que ve un escenario difícil en México en cuanto a los pasos que deben darse hacia la inclusión de personas sordas y con discapacidad auditiva, esto al argumentar que existe un campo diferencial entre quienes adquirieron el conocimiento necesario para comunicarse mediante la LSM desde su primera etapa de socialización y formación después del nacimiento y aquellos que la aprendieron en otras fases de su vida por diversas circunstancias.

“Es un panorama complicado, pues se entiende como persona sorda, aquel que usa la LSM como su medio de comunicación principal, básicamente su idioma natural, y persona con discapacidad auditiva es aquel que no ha adquirido la LSM como un idioma propio sino que más bien adquirió el habla del idioma español, de ahí se derivan diferentes tipos desde hipoacusia a oralizacion”.

Indicó que en la actualidad se promueven las acciones inclusivas para las mujeres y hombres en situación de discapacidad, pero en ese sentido consideró que en el ámbito educativo, estas no son favorables para el sector de la población que representa, porque desde la niñez se debe asegurar la adquisición de una Lengua de Señas Mexicana, “para que su formación cognitiva se desarrolle y pueda entonces aprender a desarrollar una competencia en el español escrito”.

“Lo complicado se encuentra entre los mismos líderes de la comunidad sorda, algunas abogan por la inclusión otros abogamos por la educación regular en LSM.  Seguiremos trabajando para llegar a un acuerdo común acerca de la educación del sordo”, concluyó León Ricardo con esta base fundamental que será parte de sus ejes de influencia y trabajo al frente de la UNSM desde Tijuana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here