Servicio secreto de Venezuela detiene a dos reporteras

Cubrían la captura del presidente de la Asamblea Nacional Venezolana

0
154
Foto: Gabriela Mendoza Vázquez

Gremios periodísticos protestaron hoy por la detención de dos reporteras por el servicio secreto en Venezuela, el pasado sábado. Beatriz Adrián, de la cadena colombiana Noticias Caracol, y Osmary Hernández, de CNN, fueron detenidas durante breves momentos cuando cubrían la captura del presidente de la Asamblea Nacional Venezolana y opositor, Juan Guaidó.

Adrián narró en redes sociales que ambas se encontraban frente a un hospital en la ciudad de Caracas, realizando entrevistas con familiares de pacientes que fallecieron por una falla eléctrica, cuando fueron avisadas que Guaidó había sido detenido. Se trasladaron a la sede del Servicio de Inteligencia de Venezuela (Sebin) para ver si habían trasladado a Guaidó a esa sede.

Cuando estacionaron su vehículo frente a la Plaza Venezuela, “funcionarios con armas largas corrieron hasta mi vehículo, nos quitaron la cédula y nos obligaron a entrar a la fuerza la sede del Sebin, nos quitaron teléfonos, nos pidieron las claves, nos quitaron carteras, ingresaron mi vehículo al Sebin y nos ordenaron quedarnos debajo las escaleras del primer sótano”, escribió la colombiana.

Después de unos 30 minutos les devolvieron las pertenencias y las dejaron salir, relató y agradeció a todas personas que alertaron sobre su detención y el apoyo que dieron. El Sindicato de Trabajadores para la Prensa (SNTP) condenó el acto y solicitó que se inicie una investigación de oficio de parte del Ministerio Público Venezolano.

Al mismo tiempo, llamó la atención a que el vicepresidente de Comunicación del país, Jorge Rodríguez, había indicado en una entrevista que cuestionaba la presencia de las reporteras en los alrededores del Sebin. El sindicato recordó que “en ese momento transcurría un hecho noticioso y es deber de los periodistas buscar información”.

A su vez, la Asociación de Corresponsales de Prensa Extranjera en Venzuela (Apex) también condenó la detención de Adrián y Hernández. Denunció que los agentes las agredieron físicamente y bruscamente, y que borraron del teléfono móvil el material de interés público que había sido grabado por una de las corresponsales.

Concluyó que la detención era arbitraria, ya que se dio “sin cargos, órdenes, ni explicación alguna”, y por lo tanto, en contra de la legislación de Venezuela, “en cuya Constitución están contempladas las libertades de información y expresión”. Hizo un llamado a las autoridades venezolanas para que cesen los ataques a la prensa y adapten su discurso y conductas a “cánones de respeto al trabajo de la prensa”.

Las detenciones se dieron en el marco de una grave crisis gubernamental y humanitaria, en la cual el segundo gobierno de Nicolás Maduro no está reconocido por varios países del mundo. Juan Guaidó se había declarado presidente interino “ante la usurpación de poder” por parte de Maduro el pasado viernes, un día antes de ser detenido.

19/SG/LGL

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here