Señalan al autor intelectual del homicidio del periodista Javier Valdez

ARTICLE 19 hace hincapié en que la FGR tiene una oportunidad importante de demostrar su voluntad para combatir la impunidad

0
69

El 23 de enero de 2019, la Fiscalía General de la República (FGR) informó que obtuvo una orden de aprehensión en contra de Dámaso Lopez Serrano, señalado como autor intelectual del asesinato de Javier Valdez, fundador del semanario Ríodoce.

Valdez fue asesinado con arma de fuego el 15 de mayo de 2017, afuera de las oficinas del medio, en Culiacán, Sinaloa. Su asesinato enlutó al periodismo nacional y a la sociedad en general pues se caracterizó por ser un periodista determinado por alzar la voz en contra de la violencia del país y en defensa de las víctimas de violaciones graves a derechos humanos.
En su última entrevista, Valdez habló sobre lo que implica cubrir un alto nivel de violencia: “Yo creo que me ayuda mucho la indignación, el malestar, el coraje o la tristeza ante tanto hecho violento y tanta injusticia me ayuda mucho a escribir mis historias. Espero no perderlo nunca. Creo que haría mal el no sentir y ser periodista”.
Asimismo, contaba con una amplia trayectoria en el periodismo y fue galardonado con el Premio Sinaloa de Periodismo y el Premio Internacional a la Libertad de Prensa del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) en 2011. Riodoce, medio fundado por Valdez, fue galardonado con el premio de periodismo Maria Moors Cabot de la Universidad de Columbia y en 2013 recibió el premio PEN Club a al excelencia editorial.
ARTICLE 19 documentó varios ataques contra el semanario previo al asesinato y posteriores a la muerte del periodista. El 27 de noviembre de 2018, una investigación publicada por el Citizen Lab de la Universidad de Toronto reveló que Ismael Bojórquez y Andrés Villareal, periodistas del semanario Ríodoce, habían sido atacados con el malware Pegasus. Estos ataques ocurrieron el 17 y 26 de mayo de 2017, es decir, a unos días del asesinato de Javier.
Durante el proceso de la investigación del homicidio, Griselda Triana ha enfatizado que Javier fue asesinado por su labor periodística, específicamente por sus investigaciones en materia de narcotráfico y de acompañamiento a las víctimas de la violencia de este país.
Es importante destacar que el 23 de abril de 2018,  la Fiscalía Especial de Delitos Cometidos contra  la Libertad de Expresión (FEADLE), de la FGR, capturó a los presuntos autores materiales, Juan Francisco “N” y Herberto “N”. Actualmente se encuentran en etapa intermedia en espera de una audiencia en donde se debate sobre la idoneidad, la pertinencia y la legalidad de los medios de prueba a desahogar en juicio, audiencia que se ha suspendido en diversas ocasiones, de acuerdo con lo informado por la organización representante del caso, CIC- Propuesta Cívica.
Respecto a la autoría mediata o intelectual, a petición de la FEADLE, un Juez Federal de Control en Sinaloa otorgó la orden de aprehensión contra Dámaso López Serrano, quien es señalado por la justicia de Estados Unidos como probable responsable del delito de contrabando de drogas, derivado del vínculo con Joaquín Guzmán Loera, por ser su ahijado, y de protagonizar una «guerra» con los hijos de Guzmán Loera, tras la recaptura de éste último, por el control del Cártel de Sinaloa.
La petición de extradición está siendo gestionada por la FGR ante las autoridades estadounidenses, proceso que depende en buena medida de la voluntad y contra argumentos de las autoridades de aquel país. Sin embargo, bajo el principio de reciprocidad internacional no debería haber negación al respecto, aunque existe la posibilidad de que se niegue el gobierno de aquel país ante dicha solicitud. Aún así, este obstáculo procesal no es suficiente para que el Estado mexicano se excuse de garantizar a la familia del periodista el acceso a la reparación del daño integral concatenado al acceso a la justicia, a la verdad y a la memoria.
Es muy importante que el gobierno estadounidense acceda a la petición de México para la extradición de Dámaso, a razón de que, de ser él el autor intelectual del homicidio de Javier Valdez, debe ser juzgado y reconocido el hecho de que fue un acto en contra de la libertad de expresión; así también es importante para la familia de Javier saber la verdad de lo que pasó, y las razones que originaron este acto atroz.
La búsqueda de la justicia en México, va aparejada de la lucha por el respeto a los derechos humanos de las personas víctimas y sus familiares, derecho que se vería coartado al no poder juzgar al verdadero autor intelectual de un hecho tan notorio.
La relevancia de este proceso eleva el perfil y, por tanto, el riesgo de familiares, colegas y gente cercana a Javier Valdez. Por ello, el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, de la Secretaría de Gobernación (Segob), tiene la obligación de actuar en consecuencia y generar planes de protección efectivos para prevenir posibles represalias.
Finalmente, frente a las alarmantes cifras de violencia contra periodistas, ARTICLE 19 hace hincapié en que la FGR tiene una oportunidad importante de demostrar su voluntad para combatir la impunidad –que permanece en el 99.3% de los casos– y de enviar el mensaje respecto a que estos hechos no volverán a ser tolerados en el país, lo cual por sí mismo generaría mejores condiciones para ejercer la libertad de expresión en México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here