Fotorreportero es agredido y amenazado en Córdoba, Veracruz

A la gravedad de esta situación se suma la publicación en el periódico El Buen Tono, propiedad del José Abella, hermano de la funcionaria señalada

0
37

El fotorreportero Noé Carrillo Molina del Diario El Mundo de Córdoba fue agredido y amenazado por la familia Guraieb Abella, Carlos Guraieb y Paulina Abella, mientras cubría una audiencia de un caso de agresión contra una persona por parte de su hijo Carlos Guraieb Abella, el pasado 30 de octubre en Córdoba, Veracruz.

El periodista acudió a cubrir la audiencia donde la familia antes citada se presentó. Al finalizar, el fotorreportero salió de la sala cuando escuchó una voz que decía:” No Carlos, no lo hagas”

Al voltear, Carrillo observó que Carlos Guraieb Abella se abalanzaba contra él con la intención de agredirlo.

Al mismo tiempo, los padres del imputado, Carlos Guraieb Argudin y Paulina Abella García, Secretaria de Desarrollo Social de Córdoba, exigían al fotorreportero entregarles su teléfono debido a que aseguraban que les habían fotografiado durante la audiencia. Incluso el abogado de la familia le advirtió que lo que supuestamente había hecho era ilegal.

Además, durante el intento por quitarle el teléfono al reportero, Carlos Guraieb Argudín decidió escupirle en la cara.

Por su parte, Paulina Abella García amenazó al reportero:

“Es la última fotografía que me tomas, la próxima mis guardias van a ir sobre ti”

Del mismo modo ordenó a su escolta intervenir si el reportero tomaba alguna fotografía.

La amenaza de utilizar la escolta de Paulina Abella para coartar la libertad de recopilar material audiovisual en el momento posterior a la audiencia que cubría Carrillo Molina constituye un contrasentido a la obligación de los funcionarios públicos de garantizar las condiciones idóneas para realizar el ejercicio periodístico. Aún cuando la funcionaria pudiera pretextar una invasión a su privacidad y la de su familia, Carrillo Molina asistió a una audiencia pública de un caso del  que la opinión pública tiene conocimiento desde el 13 de agosto debido a la difusión de la supuesta agresión por parte de la víctima.

A la gravedad de esta situación se suma la publicación en el periódico El Buen Tono, propiedad del José Abella, hermano de la funcionaria señalada, de una nota donde se hace mofa del incidente, se insulta e intenta intimidar al fotorreportero.

Por chocante o problemático que pudiera parecer a la Secretaria de Desarrollo Social la exposición del caso de su hijo, esta debe mostrar mayor tolerancia a dicha exposición en tanto que la calidad del cargo público que ejerce  así lo exige.

Debido a lo antes mencionado, ARTICLE 19 exige a Paulina Abella abstenerse de coartar el derecho, no sólo de Carrillo Molina sino de cualquier periodista, a investigar y recopilar información sobre el caso antes citado. Del mismo modo, exigimos al Gobierno Estatal de Veracruz y a la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas garantizar el ejercicio informativo y proteger al periodista agredido.

Finalmente, urgimos al Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas para que en la medida de sus atribuciones brinden el apoyo necesario a Carrillo Molina a fin de evitar una escalada en el nivel de riesgo del periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here