Amenazan a periodista por escribir acerca del cantante Joan Sebastian

ARTICLE 19 y PEN International hacen un llamado a la Comisión Nacional de Derechos Humanos,  para que conozca del caso,  se pronuncie e intervenga en la medida de sus atribuciones

0
105

Este jueves 16 de enero, entre las 14:00 y 15:00 horas un papel con una amenaza  fue depositada bajo la puerta del domicilio del periodista, escritor y columnista Héctor de Mauleón, en el Estado de México. Esto se suma a múltiples ataques que ha recibido desde 2005.

La amenaza tiene fecha del 16 de enero y contiene el siguiente mensaje: “De Mauleón sabemos donde te escondes, rata infeliz, vas a comprobar lo de Joan”. Lo anterior hace alusión a la columna que el periodista escribió sobre el cantante Joan Sebastian.

En 2017, Héctor de Mauleón publicó una columna basada en carpetas de investigación judiciales que mencionaban al cantante Joan Sebastián como cliente de un burdel donde se explotaban sexualmente a menores de edad.  Sin embargo, en entrevista con ARTICLE 19, Héctor de Mauléon afirmó: “ Se trata de una pantalla, más bien creo que alguien que quiere que sepa que ya sabe dónde vivo”.

Para ARTICLE 19 y PEN International es particularmente preocupante que los agresores conozcan con precisión el lugar de domicilio del periodista pues esto lo hace mas vulnerable a recibir nuevos ataques. La agresión a Héctor de Mauleón se suma a múltiples amenazas y actos de intimidación y hostigamiento que desde 2005 se han perpetrado contra el escritor y periodista.

Es evidente que mientras no se identifique, investigue y sancione a todos los responsables de las agresiones contra Héctor de Mauleón; su riesgo para ejercer el oficio es sumamente alto. En este sentido, la impunidad prevaleciente es un incentivo para que estos hechos sigan sucediendo.

De acuerdo con ARTICLE 19, de las 249 agresiones documentadas en el primer semestre del 2019, el 24.49%  equivalente a 61 agresiones fueron amenazas. El 67.16% de éstas (45 casos) tienen el agravante de ser de muerte. En un país donde la impunidad en los delitos contra la libertad de expresión es de más el 99.9%, ser víctima de amenaza de muerte genera un efecto de autocensura, debilitando así los derechos no solo de quienes reciben las amenazas, sino el derecho público a recibir información.

En este sentido, ARTICLE 19 y PEN International exigen:

A la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos en contra de la Libertad de Expresión (FEADLE) que investigue la amenaza aquí presentada, tomando como prioritaria la línea de investigación ligada a la labor periodística y aplicando de manera estricta el Protocolo Homologado Para la Investigación de Delitos Contra la Libertad de Expresión.

A la Fiscalía Estatal dar seguimiento a la denuncia interpuesta por Héctor de Mauleón con número de carpeta: ELA/CAJ/EPS/060/014330/20/01 e iniciar las diligencias necesarias a fin de dar con los autores materiales e intelectuales de esta agresión, teniendo como principal línea de investigación la labor periodista de Mauleón.

Al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras y Periodistas reevalúe el riesgo y la situación del periodista y escritor, otorgando las medidas urgentes de infraestructura y seguridad necesarias para evitar la repetición de esta amenaza y la materialización de cualquier otra agresión,  y así garantizar la seguridad para el periodista y su familia.

Asimismo, ARTICLE 19 y PEN International exigen a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de México refuerce las medidas de seguridad a efecto de proteger de manera eficiente e inmediata la seguridad e integridad de Héctor de Mauleón y su familia. Si bien el periodista  cuenta actualmente con algunas medidas de protección, es evidente que estas se deben fortalecer ante la magnitud del  último evento ocurrido.

Finalmente, ARTICLE 19 y PEN International hacen un llamado a la Comisión Nacional de Derechos Humanos,  para que conozca del caso,  se pronuncie e intervenga en la medida de sus atribuciones para la no repetición de este tipo de agresiones y violaciones al derecho a la libertad de expresión  y a la integridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here