Arranca en medio de protestas y críticas a través de redes sociales la temporada cinegética en Baja California, una actividad lucrativa promovida por la Secretaría de Turismo y que permitirá la matanza de ejemplares de diversas especies silvestres en la región, cuyos argumentos van desde el control de la población, hasta el beneficio económico para los propietarios de rancherías.

Fue el Delegado de la SECTURE en Mexicali,  Eloy Moreno Méndez quien el pasado 24 de agosto dio el banderazo de inicio para que durante varios meses, hasta concluir el 24 de febrero de 2019, unos dos mil cazadores nacionales y extranjeros -según las expectativas-, podrán poner en práctica el llamado “arte de la caza”.

El funcionario dijo que se espera una derrama económica de 7.6 millones de dólares con la matanza autorizada de la paloma ala blanca, paloma huilota y collar, codorniz California y codorniz de Gambel, faisán de collar, patos, cercetas, además de coyote, conejo, liebre, puma, gato montés y venado bura.

Ante dicho valor cuantificable de esta acción conocida además como caza deportiva, seguidores de CiudadTijuana, luego de una publicación inicial desde la mañana del sábado 25 en facebook, expresaron su molestia ante la permisibilidad gubernamental al facilitar y autorizar actos de violencia contra la fauna nativa, algo ligado más a la diversión y la competencia.

Por cientos se han dado las reacciones y comentarios en tan solo las primeras 24 horas desde que se hizo pública la noticia, algo que además se ha compartido sin parar.

Mensajes en defensa de los animales, la “invitación” a cazar en otra parte, rechazo a la bienvenida de cazadores, el reproche a las autoridades gubernamentales, propuestas para un turismo verde, insultos contra quienes obtengan los permisos de cacería, así como otro tanto de esa dosis dirigida a quienes los otorgan, es algo de lo que se escrito por gente no solo de Baja California, sino de otras partes de México y hasta de Estados Unidos.

La cinegética en Europa

En España, dada la tradición, se expresa que las especies consideradas como de interés cinegético, son aquella que tienen interés para el cazador, por el grado de dificultad para encontrarlas, atraparlas y matarlas; su valor como trofeos y las cualidades culinarias de su carne.

¿Deporte en México?

En el blog mexicano, Caza y Pesca, ante una pregunta recurrente sobre si es o no un deporte, se sostiene que “es una actividad que pone a prueba las habilidades y capacidades de quien la práctica”, además se argumenta que “para un cazador, no se trata de la acción de matar, sino de supervivencia y astucia para cazar a sus presas”.

Una opinión

El conservacionista español Gonzalo Castillo Grau en una colaboración escrita en Comunidad ISM menciona que comparte el sentimiento de muchas personas que no aceptan la actividad cinegética y además preferirían verla prohibida, sin embargo precisa que como gestor de fauna, considera impulsar una adecuada gestión de la cacería, porque de lo contrario, explica, “las consecuencias serían catastróficas para el medio natural”.

¿Qué dice PETA?

People for the Ethical Treatment of Animals (PETA) la organización de derechos de los animales con millones de seguidores en el mundo, muestra en su plataforma informativa lo siguiente: La caza pudo haber sido necesaria para la supervivencia humana en tiempos prehistóricos, pero hoy en día la mayoría de los cazadores acechan y matan animales sólo por el placer de hacerlo, no por necesidad. Esta forma innecesaria y violenta de “entretenimiento” separa familias de animales y deja un sinnúmero de animales huérfanos o gravemente heridos cuando los cazadores no alcanzan su objetivo.

Una debilidad en Baja California

En un documento que exhibe el Gobierno del Estado de Baja Californa a través del sitio web de la Secretaría de Protección al Ambiente como argumento para la creación del Clúster Cinegético del Estado de Baja California, se expresa lo siguiente en el apartado titulado “Análisis FODA General de la Situación Actual de la Cacería Deportiva”:

La vigilancia por las autoridades competentes es muy limitada, lo que provoca el furtivismo y que los cazadores no cumplan con los límites de aprovechamiento por lo que no existe ningún control del número de ejemplares cobrados. Se estima que la cacería furtiva sin permiso o fuera de la UMA autorizada se ejerce en casi la mitad de la superficie estatal (Contreras et al., 2010).

No existen verdaderas cadenas de valor en la actividad, que permitan operar de manera más eficiente y dando un alto valor agregado a la actividad.

Falta de conocimiento sobre las poblaciones. A la fecha no se cuenta con monitoreos regionales de las poblaciones de vida libre, por lo que solamente se cuenta con los reportes de monitoreos de las UMAs, mismas que cubren menos del 10 % de la superficie estatal, por lo que es necesario implementar un sistema de monitoreo regional que cubra terrenos de UMAs y fuera de ellas, para evaluar si existe un impacto del furtivismo sobre las poblaciones de vida libre.

No se cuenta con un mecanismo que permita evaluar si las UMAs están cumpliendo con su compromiso de conservación

Rueda de prensa en Mexicali

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here