Tijuana-BC [Red-4]

Ahora es más fácil divorciarse, y cualquiera de los dos cónyuges pueden hacerlo con solamente separarse uno del otro, por lo que el divorcio ya es un mero trámite con la garantía de que va a lograrse, expuso el abogado litigante, Alexander Francisco Bazán Gómez-Llanos

El también integrante del Colegio de Abogados de Tijuana aclaró, sin embargo, que siguen siendo litigables todo lo relacionado con los aspectos inherentes al divorcio, como son la pensión alimenticia, visitas, custodia, patria potestad y la división de bienes en determinados casos.

Antes el divorcio necesario requería relacionarse con alguna de las causales que contempla el Código Civil, o sea, que además de estar separados por lo menos durante un año, se expusieran tres causales, pero ahora la Suprema Corte de Justicia de la Nación dice que no es necesario acreditar ninguna causal.

Esto surge de un tratado internacional que se formaliza en México con un criterio jurisprudencial en el que cualquiera de los dos cónyuges puede lograr el juicio especial de divorcio necesario “incausado” o “sin expresión de causa”, y una vez que lo inician es completamente seguro de que se divorcian, y rápido.

Lo único que puede retardar ese divorcio es lo relativo a los hijos y los bienes, pero el vínculo matrimonial es seguro que se rompe, por un criterio jurisprudencial que dice que las personas no deben estar obligadas a estar en un mismo estado civil si no lo desean.

Eso quiere decir que no debe atentarse contra el libre desarrollo de la personalidad en un estado civil al que no desean pertenecer; ahora, en vez de ser un litigio ambiguo de si lograban o no el divorcio, resulta un trámite en el que seguro se term,ina con el vínculo matrimonial.

El problema en Baja California es que no existe un procedimiento que regule esa nueva modalidad, por lo que los jueces deben decidir con los recursos que la ley le permite, y en cada uno de los juzgados familiares, como el primero y el tercero, son distintos en procedimientos, con el común de conceder el divorcio.

Deja un comentario