Tijuana-BC [Red-4]

Actualmente en algunos centros de rehabilitación se ha observado el incremento de pacientes que ingresan por consumo de cristal, y se ha visto una baja en pacientes que llegan por adicción a la heroína o el alcohol, tal es el caso de la institución La Vereda de la Vida, donde 100 de los internos son adictos al cristal, 12 personas al alcoholismo y los otros 60 son heroinómanos.

Como Secretario del Centro de Rehabilitación La Vereda de la Vida, Juan Manuel Virgen Sánchez indicó que el cristal afecta a los pacientes tanto física como mentalmente, esto al precisar que muchos de los reincidentes a esta institución terminan el programa de 3 meses, y al salir del centro vuelven a consumir cristal, regresando “más ausentes de su mente”, así como con daños notables en el área psicomotriz.

Destacó que el principal  problema cuando una persona ingresa al centro de rehabilitación es la abstinencia al consumo, pues durante los primeros 3 a 4 días las personas sufren un malestar físico y dolores corporales, así como malestar mental debido a su necesidad de consumir, sin embargo, gradualmente van perdiendo la ansiedad y pueden irse sintiendo mejor a través de los días.

Detalló que quien consume cristal, su malestar dura alrededor de 4 días, tiempo en el cual prácticamente se la pasa durmiendo y comiendo; el que consume heroína es un poco más drástico, ya que padece dolor de huesos, escalofríos, diarrea y una ansiedad muy fuerte, por lo que requieren de un tratamiento que incluye medicamentos para los síntomas.

Agregó que el paciente más complicado es el adicto al alcohol, ya que no pueden tomar agua ni se pueden mojar, para no caer en delirios o crisis nerviosa, por lo que se le supervisa a toda hora para evitar que caiga en una crisis.

Para lograr desintoxicar a los pacientes, mencionó que el proceso es ingresar a una etapa de observación durante 3 días donde se les hace una valoración y un expediente clínico, para después pasar al área de terapia y psicoterapia grupal, donde se busca que las personas se vayan integrando al grupo.

Posteriormente los pacientes se van sumando a las actividades internas, que se desarrollan en la cocina, los talleres, gimnasio, y áreas de recreo, en un programa que dura 90 días desde su ingreso, para desintoxicar a las personas e irles fomentando su integración a la sociedad, todo lo cual tiene un costo por paquete para personas que ingresan por petición familiar, y es totalmente gratuito para quienes acuden de manera voluntaria.

Destacó que para ingresar al centro de rehabilitación los pacientes deben cumplir ciertos requisitos, como lo es una entrevista donde se busca encontrar si tienen problemas judiciales, pues cada mes acude la policía judicial para analizar el listado de los internos.

Por otro lado, Juan Manuel Virgen dio a conocer que recientemente se celebró el 17 Aniversario de La Vereda de la Vida, Centro que se fundó el 23 de noviembre del año 2000 por el  Sr. José Luis Olmos Ortiz, Director Fundador, momento desde el cual han ido evolucionando y creciendo para ofrecer una atención y un trato digno a los pacientes.

Agregó que como parte del festejo, se entregó un reconocimiento a los internos, dándoles medallas y camisetas de colores diferentes, los cuales distinguen a quienes ya cumplieron 1, 2 o más años, así como la realización de una cena y baile con la participación de Pachuco Blues y Sonido Disco, a donde se invitaron a los familiares de los internos.

Para concluir, resaltó la labor que realizan los Centros de Rehabilitación en la ciudad, pues su objetivo es reintegrar a los adictos a una vida libre de sustancias que dañan su salud física y mental y volverlos funcionales dentro de la sociedad, en ese sentido, invitó a todas las personas que quieran apoyar esta causa, a acercarse y brindar cualquier apoyo ya sea económico, en especie o como voluntariado en las actividades de las instituciones.

Deja un comentario