Tijuana-BC / Léxica


Tras su primera participación como coordinador político de la fracción del Partido Encuentro Social de Baja California, el regidor Manuel Rodríguez Monárrez, consideró  como una “obstrucción a la democracia y una falta de pluralidad política” el hecho de que la presidencia de la Comisión de Régimen Interno del Cabildo de Tijuana (CRI) no se haya rotado hasta el momento.

El regidor pesista lamentó que no se cumpla con lo estipulado en el Artículo 83 Fracción II del Reglamento Interno y  en Cabildo en cuanto a que el tiempo estipulado para el cargo de la presidencia ya venció este mes; ya que en la CRI además están representados cada uno de los partidos políticos y el regidor independiente representados en el Cabildo .

El también presidente de la Comisión de Desarrollo Económico, concluyó que a diferencia de su partido donde la coordinación política es rotativa por un principio democrático, hoy el partido mayoritario en el gobierno emanado de Acción Nacional se aleja cada vez más de la institucionalidad democrática que antes tanto defendía.

Y es que además de que ya transcurrió el plazo para que esté en la presidencia de la CRI el regidor Arnulfo Guerrero, el reglamento marca que durará en su encargo hasta por un año, plazo que a consideración del regidor Monárrez ya caducó, por lo que se incurre en faltas al reglamento.

El presupuesto de egresos para el XXII Ayuntamiento durante el 2018, será motivo de “jaloneos políticos” pero debería corresponder a la nueva presidencia dictaminar los acuerdos, advirtió el regidor Manuel Rodríguez Monárrez.

En este sentido, explicó que en 2017 su fracción fue excelentemente representada por el arduo trabajo que realizó la regidora Mónica Vega Aguirre y que ahora le corresponderá continuar como portavoz de las causas sociales.

Deja un comentario