Tijuana-BC / Léxica


Entre los puntos más fuertes que se contemplan en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) está el quitar las barreras técnicas al comercio digital, mencionó Francisco Javier Sánchez Pérez.

El socio director de la firma Asa Defensa y Estrategia Fiscal, señaló que se está regulando mucho este comercio para que se dé un mayor flujo transfronterizo y que en las aduanas haya menos detenciones de mercancías.

Dentro de la renegociación del tratado, agregó, que las secretarías de economía del país y de Estados Unidos coincidieron en varios puntos de lo que se va tratar en las modificaciones y que incluyen la mejora del libre flujo comercial a través del acceso de bienes y servicios sin restricciones.

Otros puntos son el garantizar reglas de origen para productos y servicios de cada uno de los tres países que incluye en TLCAN y que se van a importar o a exportar; así como la protección de la propiedad intelectual y la consolidación de servicios de inversión.

“Un punto importante que se ha discutido en los últimos días es que Estados Unidos propone que los derechos laborales se implementen como medida central del Tratado, está buscando la negociación de salarios mínimos, horas de trabajo y seguridad ocupacional.

México se ve imposibilitado para cumplir con este  punto, sería ilógico que el país  iguale salarios de Estados Unidos sin tomar en cuenta la productividad y la capacidad de la gente. Se acabaría con el sector productor y empresarial del país al tomar en cuenta este igualamiento; y ya Estados Unidos dijo que al ser este un punto central para ellos sino se llega a un punto de acuerdo probablemente se retire de las negociaciones”, expresó.

Sánchez Pérez, opinó que el país no debe de preocuparse si las renegociaciones del Tratado no prosperan, ya que aunque sea el socio mayoritario no se depende de él y se debe empezar a voltear hacia otros países que también van en camino de crecimiento.

Al hablar sobre la historia del Tratado, comentó que a lo largo de sus 23 años se ha visto como Estados Unidos ha querido tener ventaja sobre nuestro país al desplazar los productos y servicios nacionales.

“Muchos productores mexicanos al ver que no iban a poder competir decidieron dejar de lado la producción y convertirse en mediadores para compra venta de producto americano para traerlo a México. Los que se beneficiaron fueron los comerciantes que importaron mercancía de Estados Unidos y Canadá. Eso trajo como consecuencia que consumiéramos más productos del vecino país en lugar de los mexicanos”, dijo al hablar sobre algunas de las consecuencias del TLCAN.

Deja un comentario