Tijuana-BC [Red-4]

Con el fin de incrementar la seguridad en el circuito gastronómico de la Zona Río, ante el creciente flujo de comensales durante las fechas decembrinas, la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados en Baja California (CANIRAC) realizó un recorrido por la zona, junto con elementos de la Policía Federal para establecer estrategias en contra de la delincuencia.

Durante el recorrido, el presidente de CANIRAC, Miguel Ángel Badiola Montaño resaltó que estos trabajos se lograron a través de una visita a la ciudad de México, donde se reunió con elComisionado Nacional de Seguridad Pública, Lic. Renato Sales Heredia en la Secretaría de Gobernación, desde donde solicitaron al Comisionado Regional de la Policía Federal, Juan Carlos Morán, brindar el apoyo a los restauranteros.

“Este ejercicio que estamos haciendo es lo mismo que hemos venido realizando con la policía estatal y municipal con muy buenos resultados, y el día de hoy, particularmente en el distrito gastronómico de la Zona del Río son para aumentar la presencia de las autoridades en este circuito”, manifestó.

Puntualizó que en una acción paralela, en coordinación con la policía municipal, también colocarán cien botones de emergencia en dicha zona de la ciudad, los cuales estarán enlazados al centro de mando para que los restauranteros tengan una respuesta más rápida de las autoridades, y colocarlos posteriormente en la Zona Centro, Otay, y la Zona Este, donde los empresarios restauranteros han solicitado la colocación de estos mecanismos.

Badiola Montaño agregó que estas acciones se lograron gracias al apoyo del Presidente Municipal, Juan Manuel Gastelum Buenrostro, así como de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal.

Por su parte, el Oficial perteneciente a la División de Gendarmería de La Policía Federal, del Grupo Técnico Operativo de Atención a Ciclos Productivos, Israel Alba señaló que se suman al trabajo que viene realizando la CANIRAC, como parte de las gestiones que ha hecho Badiola Montaño ante el Comisionado Nacional de Gendarmería y el apoyo del Comisionado Regional.

Detalló que este recorrido consistió en varias etapas, la primera de ellas consistió en observar toda la zona y realizar un mapeo del mismo, para recopilar información sensible con la cual  un grupo multidisciplinario dentro de la organización  comenzará a trabajar en una etapa posterior, donde analizarán las acciones a realizar.

Precisó que dentro del grupo técnico de atención a ciclos productivos hay 80 personas para brindar atención especial, además de que trabajan en conjunto con el área operativa de la división de gendarmería en la ciudad que son alrededor de 150 elementos.

“La ciudad, entre comillas, está tranquila, sin embargo los comerciantes temen que haya un repunte en las acciones delictivas, pues son fechas en las que los comensales se reúnen con sus familias y en ese sentido nosotros vamos procurar que tanto ellos, como los restaurantes tengan la seguridad de que vamos a brindar el apoyo necesario”, concluyó.

Deja un comentario