Tijuana-BC [Red-4]

La Cámara de Diputados aprobó para el próximo 2018 el Presupuesto de Egresos de la Federación, se trata de un paquete económico por poco más de 5 billones de pesos, es decir, $43,291 millones de pesos más, respecto del proyecto original, esto en razón a la proyección de la alza del tipo cambiario promedio y el precio de exportación de la mezcla petrolera mexicana, según lo indicó el Lic. Jorge Pickett Corona.

El abogado Fiscalista refirió que aunque según el Blog de Transparencia Presupuestaria el paquete económico se presentó en un contexto que asegura otorgaría mayor estabilidad económica, fortalecería el gasto de inversión, privilegiaría prioridades y mantendría una disciplina financiera.

“Esperando como resultado condiciones sostenibles para generaciones futuras, tenemos que del paquete económico se destinarían 3.0 billones de pesos al Desarrollo Social (50.6 %), al Desarrollo Económico 1.18 billones de pesos (19.84%), al Gobierno 382867.94 millones de pesos (6.46%), y 1.37 billones de pesos (23.10%) destinado a otras funciones no clasificadas en las antes mencionadas, opacas o que carecen de reglas de operación”, detalló.

Mencionó que esta cifra representa un porcentaje importante respecto del aumento a la Ley de Ingresos de la Federación, la raíz del problema radica en que no se cuenta con una verdadera estrategia para la distribución de los recursos pues se ven graves recortes en rubros muy sensibles como son la educación, salud y el campo, sin mencionar los gastos importantes del INE o el gasto corriente.

Por otra parte, el experto en materia fiscal agregó que del gasto programable que presentaron los distintos entes públicos, en función a los diferentes bienes o servicios que prestan a la población, está diseñado a corto plazo, ya que si se proyecta México a largo plazo, continuó, estaríamos frente a un País enfermo y viejo, ya que éste paquete económico privilegia a las personas que cuentan con un sistema de salud como el IMSS O ISSSTE, por ejemplo.

Señaló que un punto acertado para el proyecto de Paquete Económico era la “intención” de reducir la deuda y ajustar los gastos, reduciendo el déficit presupuestario de 51.9 millones de pesos; Aunque hablando técnicamente, el paquete económico aprobado no reduce ni ordena estructuralmente dicha disminución, quedando solo en intención, ya que el gasto público no se reduce, sino que crece un 7.1%, la deuda pública se aumenta 17%, y la nómina de la burocracia aumenta 5.2%.

El Fondo para la reconstrucción en los estados afectados por los pasados sismos del 7 y 19 de Septiembre (CDMX, Tabasco, Oaxaca, Chiapas, Morelos, Edo. De México, Tlaxcala, Michoacán, Guerrero e Hidalgo, así como una ampliación de 18 millones de pesos al Fondo de Desastres Naturales, quien contará con un presupuesto de 24 mil 644 millones de pesos, añadió.

Para concluir, el defensor del contribuyente, Jorge Pickett dijo que el ejercicio fiscal coincide este año con el fin de la administración pública federal actual; y que “el paquete económico del 2018 sigue teniendo los mismos baches que nos llevaron a tener mayores desequilibrios como el del 2013 al  2016”.

Deja un comentario