Tijuana-BC [Red-4]

Un desequilibrio en el sistema tributario a nivel mundial provocará la histórica Reforma Fiscal en Estados Unidos, la cual pondrá en riesgo la competitividad de México en caso de que el Gobierno Federal no actúe a tiempo para adecuar su esquema fiscal ante este nuevo entorno económico de su principal socio comercial.

Así lo advirtió el presidente del corporativo TLC Asociados, Octavio de la Torre de Stéffano, luego de los avances registrados en las iniciativas de la Cámara de Representantes y del Senado para que se convierta en ley antes de que finalice el presente año.

Explicó que ante esta reforma denominada Tax Cuts and Jobs Act of 2017, nuestro país, se volverá menos atractivo para la inversión extranjera al contemplarse una reducción en la tasa corporativa del Impuesto Sobre la Renta (ISR) de 35% a 20%, mientras que en México las empresas estarían pagando 10% más que en Estados Unidos.

“En México el Impuesto Sobre la Renta (ISR) es actualmente del 30%, por lo que es crucial realizar las modificaciones pertinentes a nuestro esquema fiscal, pues de no actuar a tiempo, en un año electoral por cierto,  se estaría perdiendo competitividad al ver los inversionistas más atractivo a Estados Unidos”, expresó el fiscalista.

Incluso, dijo que  uno de los principales objetivos de la reforma de Donald Trump es la repatriación de empresas y capitales, pues se establece una tasa especial, aplicable sólo una vez, de 12% para que las empresas estadounidenses repatrien sus utilidades.

“Otro incentivo en esta Reforma Fiscal para Personas Morales es el que permite una tasa impositiva de una sola ocasión a la repatriación de capitales, para activos en el extranjero de empresas estadounidenses del 5% de impuesto para activos no líquidos, y del 12% de impuesto para activos líquidos”, detalló Octavio de la Torre.

También se crea una nueva tasa única de 25% para empresas de flujo directo (pass-through entities), así como controles para que individuos de altos ingresos incorporen este tipo de empresas para pagar menores tasas impositivas, apuntó.

Para los hogares, se reducen los actuales rangos impositivos de siete a solo cuatro: 12, 25, 36 y 39.5 por ciento, donde la tasa máxima se mantiene igual a la que actualmente está, sin embargo el nivel de ingreso al cual se le aplicaría dicha tasa aumenta a 1 millón de dólares para parejas casadas, cuando actualmente es de 480,050 dólares.

Aclaró que se propone aumentar de manera significativa el monto de la deducción estándar en el caso de las Personas Físicas, si se  comparara el escenario actual, encontraríamos que permite una deducción del ISR de 12 mil 700 dólares, pero con esta iniciativa de Ley se podría deducir hasta 24 mil dólares, un incremento considerable.

De la Torre recalcó que ante este escenario de la Reforma Fiscal en Estados Unidos, que podría quedar concretada antes de que finalice el año,  las autoridades hacendarias mexicanas deberán tomar medidas urgentes en medio de un proceso electoral presidencial.

“Es momento de reaccionar y trabajar en una reforma fiscal integral en el país que evite que se pierda competitividad y miles de empleos, ante este cambio que cimbrará los esquemas fiscales en el mundo, incluso se prevé que tenga un mayor impacto en la relación México- Estados Unidos que la propia renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)”, concluyó.

Deja un comentario