Tijuana-BC [Red-4]

Tras aclarar que no están en contra de la ciudad, ni en contra del gobierno municipal, sino en contra de la manera en que se está haciendo el proceso de licitación para la concesión del alumbrado público, dirigentes de comerciantes y constructores eléctricos de la entidad advierten que hay muchas “lagunas” y ambigüedades en las bases de dicho proceso.

El ingeniero Rolando Escobedo Ortiz, Presidente de la Asociación de Comerciantes Eléctricos de Tijuana (COMET), y el ingeniero Luis Alonso Gerardo Sánchez, Presidente de la Asociación de Constructores de Obras Eléctricas y Mecánicas de Baja California (COEMBC), replicaron que no hay proyecto, será a modo de quien gane la concesión, y el ahorro obligado del 50 por ciento pone en riesgo de dejar una ciudad mal iluminada.

“Ninguno de los 23 licitantes a comprar en Tijuana las lámparas, postes, cables, ni la tubería; nada; son libres de comprar donde quieran, de cualquier otro estado o país; y eso que era un compromiso de meterlo en las bases, y no lo hicieron”, replicó Alonso Gerardo Sánchez.

“Y lo peor de todo es que si otro alcalde quiere rescindir el contrato, porque no le parezca o la empresa no dé el ancho, no puede hay una fórmula mañosa en la que habría que pagar una “multa” de 1,645 millones de pesos, monto que disminuye con los años, pero en porcentajes muy menores; o sea que no se puede cancelar contrato; saldría más caro”, abundó Rolando Escobedo.

El ingeniero Alonso Gerardo Sánchez precisó que de acuerdo a estudios y cálculos reales, estimaban costos de 600 a 700 millones de pesos, por la instalación y mantenimiento en 15 años, o a lo sumo, “no llega a mil millones de pesos; pero ellos ya hablan de 5 mil millones de pesos; empezaron con 3,700 y ahora 5 mil millones”.

Por otra parte, de 3 semanas se extendió a 7 semanas para elaborar proyecto, pero lo razonable debió ser tres meses, para tener un censo real de las condiciones en que se encuentran las 80 mil lámparas a remplazar, y determinar además qué va a pasar con el resto de las luminarias de la ciudad; advirtiendo que no se incluyó en las bases iluminar edificios públicos, monumentos, glorietas, escuelas y otras infraestructuras.

Respecto de las formas de pago, prosiguió el dirigente de los constructores eléctricos, se determinan diversas fuentes, mediante el impuesto al predial y el aplicable al alumbrado público, pero en eso último, hasta donde se sabe, la CFE no se da ni por enterada, y nunca se ha visto que la CFE regrese dinero.

Debe haber una alternativa de impugnar, pero eso corresponde a toda la sociedad, no a este sector de los eléctricos, aclararon los dirigentes de comerciantes y constructores eléctricos.

Deja un comentario