Tijuana-BC / Léxica


Para el regidor Manuel Rodríguez Monárrez fue la falta de voluntad política y el nulo compromiso con el deporte tijuanense por parte del alcalde Juan Manuel Gastélum, lo que orilló a que Tijuana se quedara sin maratón en 2017.

El intento de privatizar el evento, agregó, fue el factor clave que llevó al fracaso deportivo en la organización del Maratón de Tijuana para este año, consideró el regidor.

Lamentó que desde que llegó el nuevo director del IMDET no se ha tenido interés de escuchar a los integrantes  de los clubes de corredores y a la liga municipal de atletismo, en el sentido de que en Tijuana ya se había arraigado un evento deportivo de esta naturaleza.

“Se lo hicimos saber al alcalde con tiempo suficiente”, denunció el regidor, quien indicó que  el alcalde Juan Manuel Gastélum prometió que se sostendría el maratón a pesar de que el director Adalberto Sánchez de un plumazo lo había borrado del calendario oficial de carreras en julio pasado.

“Si el presidente municipal le diera seguimiento a los compromisos, se daría cuenta que sus directores no están funcionando ya que no siguen sus instrucciones”, señaló el regidor pesista al enterarse de que este fin de semana no se llevó a cabo el 7mo maratón internacional de Tijuana como se había re- programado.

A pesar de que los regidores del PES en Tijuana habían presentado un exhorto para que no se cancelara el evento, el alcalde prometió que el Maratón Internacional de Tijuana sólo se recorrería para finales de octubre, pero finalmente por falta de interés y capacidad de organización la justa deportiva más importante por el mundo del atletismo no fue organizada en este 2017.

“Por primera vez en 7 años, el gobierno de la ciudad interrumpió un proyecto deportivo de largo alcance con miras a posicionar a Tijuana como un destino deportivo regional para los maratonistas internacionales”, declaró Rodríguez Monárrez.

Deja un comentario