Tijuana-BC  [Red-4]

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) realizó la entrega de alrededor de 10 mil recibos de energía eléctrica del mes de diciembre a los industriales de Tijuana, Tecate y Rosarito, refacturados con un aumento del 4.7 por ciento con respecto al mes anterior, y no del inesperado incremento del 300 por ciento, los cuales deberán pagarse como máximo el 25 de enero.

Durante el acto simbólico de entrega de recibos a algunas empresas, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) Tijuana, Marcello Hinojosa destacó la apertura de la CFE y la Comisión Reguladora de Energía, para atender la problemática que sufrió el sector industrial de Baja California

“Estas facturas dan un respiro a los industriales porque ahorita muchos de ellos estaban contemplando el cierre de sus empresas, así como despidos masivos, entonces de esta manera se soluciona dicha problemática gracias también al Gobierno del Estado y Canacintra, que buscaron soluciones en el centro del país, con las autoridades federales”, expresó.

Gracias a estas acciones,destacó, se logró el ahorro de millones de dólares por parte de las empresas y con ello evitar el cierre de sus plantas productivas, y en el caso de algunas corporaciones, el despido de miles de empleados, así como el evitar el impacto negativo en el bolsillo de las personas, generado por el aumento en precios de productos de primera necesidad.

Dado lo anterior, Marcello Hinojosa lanzó una respetuosa solicitud a la Comisión Reguladora de Energía, para que el aumento que establezcan para Baja California con los nuevos mecanismos de cobro, no supere el 4.7 por ciento, a fin de mantener la competividad de las empresas y evitar los despidos de personal.

Directivos de empresas como la Explotadora de Bebidas Bamex, comentaron que tuvieron un aumento en el recibo del mes de diciembre del 200 por ciento pese a que cerraron 10 días durante dicho periodo, con lo que su pago de luz fue de 89 mil pesos, y con la refacturación fue de 27 mil 037 pesos, evitando así el cierre de sus operaciones donde colaboran 40 empleados.

La empresa Fundición Aréchiga, dedicada a fundir hierro gris, aluminio y metales, se enfrentó a un pago de 195 mil pesos pese a que sus operaciones se redujeron en 50 por ciento debido a las fechas decembrinas, y con la refacturación, se redujo a 81 mil 048, y en ese sentido estimaron que el aumento de 4.7 por ciento no sería causa del cierre de su empresa.

La importadora y Distribuidora La Canasta tuvo un recibo de 500 mil pesos, cuando comúnmente era de 280 mil, y con la refacturación a un aumento del 4.7 por ciento quedó en 300 mil su recibo de energía eléctrica, de ahí que su representante consideró que el 4.7 por ciento de incremento no sería razón para cortar plazas, ni aumentar los costos de los alimentos que ofrecen al público.

A su vez, los de la empresa de Corrugados Sinil Industry, ubicada en la región desde hace 10 años, con 4 plantas productivas y mil 800 empleados indicaron que recibieron una factura de alrededor de 2.5 mdp, y con la refacturación regresó a la cantidad que pagan comúnmente, de alrededor de 1 mdp, con lo que se evitó el despido de más de 300 empleados y el cerrar algunas de sus plantas.

En ese sentido, el CEO de Sinil Industry, Il Kim, agradeció los trabajos del Gobierno del Estado y Canacintra Tijuana, pues gracias a las gestiones realizadas ante la CRE y CFE en la Ciudad de México se pudo resolver esta problemática que afectó a los industriales de la región, además de que se evitó el cierre de 2 plantas produtivas de esta empresa de corrugados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here