Conviene a Baja California apostar por economías creativas

Virar hacia la generación de patentes e innovación tecnológica como lo han hecho países desarrollados.

0
63

Baja California necesita virar hacia vocaciones basadas en el conocimiento y la creatividad, pues se trata de una tendencia que han seguido países desarrollados y que ha funcionado, en lugar de solo apostar por las grandes inversiones extranjeras.

Así lo señaló Gustavo Fernández de León, dirigente del Comité de Vinculación Educativa del Consejo de Desarrollo Económico de Tijuana (CDT) y del Clúster de Industrias Creativas de BC, quien expuso el tema “La economía del conocimiento y la creatividad” en el desayuno técnico de la Asociación Mexicana de Contadores Públicos (AMCP), que preside José Antonio Melgar Díaz.

“La economía del conocimiento no es nada nuevo, pero en Baja California son temas que tenemos que impulsar; voltear a ver Sillicon Valley o países como la India, ya que Baja California tiene una vocación meramente industrial de inversión extranjera, de exportación, que es importante porque es el 50% de nuestra economía, pero hemos descuidado el generar vocaciones de conocimiento”, destacó Fernández de León.

Precisó que en la entidad no se están generando patentes e innovación, sino que la gran mayoría de las empresas se dedican a maquilar, de manera que se requiere cambiar la visión del estado hacia el conocimiento como parte de la economía.

Agregó que muchas de las actividades creativas que creemos que no son productivas tendrían que serlo, como el caso del cine, donde Baja California aporta buenas condiciones para encaminarse por este tipo de economía, ya que el cine no debe verse solo como una actividad turística.

Por su parte, el M.I. José Antonio Melgar Díaz, presidente de la AMCP, consideró importante hacer ese cambio de paradigma, pues existe una diversidad de disciplinas dentro de la economía creativa como el diseño de modas o la gastronomía, que bien pueden convertirse en pilares de la economía en la región.

“Para generar economía a partir de una gran industria tradicional como la que conocemos se requiere de gran inversión, mientras que una economía creativa requiere de menos gente y menos inversión, como el crear una aplicación digital”, indicó.

Por último, Melgar Díaz coincidió con el dirigente del Comité de Vinculación Educativa del CDT en que hoy más que el emprendimiento y el conocimiento son de suma importancia como en ninguna otra época.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here