Ciudades de la frontera norte serán las más impactadas con migración o aranceles

México y las ciudades fronterizas no están preparadas para recibir migrantes que requerirán empleos

0
106

 

Tijuana-BC [TLC Asociados]

México y las ciudades fronterizas no están preparadas para recibir migrantes que requerirán empleos, seguridad social, entre otros muchos servicios, como parte del acuerdo que se logró con Estados Unidos para suspender los aranceles a las exportaciones mexicanas, que incluso podrían aplicarse en un plazo de 90 días en caso de que Donald Trump no esté satisfecho con los resultados en materia migratoria.

Así lo señaló el Presidente de TLC Asociados, Octavio de la Torre, quien realizó un análisis sobre el acuerdo al que llegó el gobierno federal para frenar la crisis migratoria, problemática que se dejó crecer en el sexenio anterior.  

“Ante esto, aceptar la calidad de tercer país es algo para lo cual, sin duda, no estamos preparados, ni en infraestructura, seguridad pública, previsión social, entre muchos retos más. El esfuerzo considero deberá de ser más inteligente, apartidista y decidido, no comparto el resultado, pero ante las circunstancias no lo descalifico”, comentó.

Indicó que de haberse cumplido la amenaza de imposición de cuotas para los productos mexicanos en Estados Unidos el pasado 10 de junio, colapsaría la economía e inversión en nuestro país, particularmente los estados fronterizos serían los más afectados, recordemos que el 80% de nuestras exportaciones van hacia el mercado de Estados Unidos.

Se observa que actualmente, tenemos una plataforma de acceso mercados con 13 tratados de libre comercio y 50 países de 194 en el mundo, es decir, con el 70% del PIB del Mundo con 1,600millones de consumidores, lo que representa una gran oportunidad para los exportadores mexicanos, explorar estos mercados deberá de ser una obligación”, apuntó el especialista en comercio exterior.

“Es un error desafortunado para un lado y acierto para el otro lado de la frontera, vincular el tema comercial con el migratorio, pero recordemos que en la negociación del T-MEC se acordó una regla de origen novedosa relacionada con los salarios y el compromiso de una reforma laboral en México, esta última como condición para la ratificación del tratado por nuestros socios comerciales”, expresó.

Sobre la ratificación del T-MEC, Octavio de la Torre dijo que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, solicitó recientemente al Senado un periodo extraordinario y presentó el documento del tratado, por lo que muy probablemente sea aprobado en este mes de junio a pesar de que se ha frenado este proceso para que comparezca el canciller Marcelo Ebrard. 

Mientras en Canadá, agregó, la mayoría parlamentaria del Partido Liberal del Presidente Justin Trudeau permitirá su fácil ratificación, mientras en Estados Unidos Donald Trump está empujando para que también se apruebe. 

EN QUÉ CONSISTE EL ACUERDO

Hasta donde se conoce México nunca pactó comprar más productos agrícolas a Estados Unidos como parte de un acuerdo alcanzado el pasado viernes en materia de seguridad fronteriza e inmigración que evitó la amenaza de los aranceles estadounidenses.

Esto luego de que Donald Trump tuiteó el pasado sábado 8 de junio que México había acordado comenzar a comprar grandes cantidades de productos agrícolas a los agricultores estadounidenses.

En la declaración conjunta de Estados Unidos y México, compartida por el Departamento de Estado, no se mencionó el comercio agrícola como parte del acuerdo.

De hecho México ya es un gran comprador de productos agrícolas al vecino país, pues importa  maíz, soya, carne de cerdo y productos lácteos, indicó Octavio de la Torre.

Recalcó que de acuerdo con el texto suscrito por los dos gobiernos, el plazo es de 90 días antes de considerar nuevamente los aranceles, pero si en esos primeros 45 días no se ve un cambio de tendencia, tendrán que empezar a discutirse medidas adicionales que incluirían probablemente el establecimiento del llamado ‘tercer país seguro’ o del ‘primer país de asilo’, que implicaría cambios legales y por lo tanto tendría que pasar por el Congreso, un tema al que recientemente volvió a referirse Donald Trump en sus tuits.

El registro de la U.S. Customs and Borders Protection señala que detuvo a 60 mil 774 migrantes ilegales que pretendían cruzar la frontera en diciembre del año pasado. En mayo, la cifra aumentó a 144 mil 278, es decir, hubo un disparo de 137 por ciento en cinco meses.

Por lo que la evaluación que se hará en julio definirá si las medidas instrumentadas por el gobierno mexicano logran modificar la tendencia.

Si se logra avanzar en el fortalecimiento de la frontera sur y al mismo tiempo se avanza en la ratificación del T-MEC en la Cámara de Representantes, se podrían reducir los márgenes de maniobra que tendría Trump para imponer adelante sanciones comerciales, pero habrá que esperar los resultados en materia migratoria, añadió Octavio de la Torre.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here