Candidatos deben proponer soluciones realistas para Seguridad y Justicia: Álvaro González

0
81

“Como cualquier obra hecha por el hombre es perfectible, en este caso el Sistema Penal Acusatorio adolece de ciertas exigencias sociales”, señaló el abogado penalista Álvaro González, al hablar sobre las propuestas de algunos candidatos a la presidencia de la república quienes han omitido, o bien, han planteado propuesta inviables “populistas o que nos dejan ver un desconocimiento total de las necesidades que la sociedad exige para solucionar los problemas de seguridad”.

“Podemos observar –dijo el litigante-  que al entrar en vigor el Código Nacional de Procedimientos Penales delitos como la portación de arma de uso exclusivo del ejército y el robo se han convertido en el monstruo, no sólo de nuestra ciudad sino de México”.

Entre las propuestas inviables apuntó, la cadena perpetua y pena de muerte, toda vez que tratados internacionales firmados por México imposibilitan su aplicación legal. “El respeto a los derechos humanos de la víctima y de todo aquel ser humano que este en un proceso penal debe ser vigilado”, señaló al respecto.

Sin embargo, Álvaro González puso el dedo en la llaga al apuntar la falta de capacitación de las corporaciones policíacas, aunado a la corrupción como el principal factor en la descomposición social que, dijo permiten que muchos delincuentes puedan salir impunes.

“Va ser interesante ver las propuestas de los candidatos que tan factibles son –apuntó- pues durante décadas la sociedad pedía que primero se investigara y después encarcelara, pero es irrefutable que hoy ha habido un avance, los policías y ministerios públicos no tienen el monopolio del poder y de la verdad”.

Para el abogado especialista en seguridad y justicia, lo que el país requiere es un “sistema hibrido del sistema inquisitivo al actual, sin caer en el error de que la regla sea la prisión preventiva pero, más importante aún es que los siguientes legisladores vigilen a donde se va el dinero de la capacitación a policías, ministerios públicos y jueces; así como poner atención a la efectividad de los programas preventivos y que por fin apuesten a la niñez, el arte y la cultura”.

Por último, el abogado tijuanense puntualizó que más allá de culpar a ciertos factores, como la tipificación de algunos delitos, “como sociedad nos corresponde exigir que nuestras policías estén bien entrenadas, en donde los oficiales se rijan bajo una mística de servicio profesional y no solo como un trabajo más al que recurren los jóvenes por no encontrar espacios laborales en su área universitaria”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here