Tijuana-BC / Léxica


El 93% de los habitantes de Baja California se enteraron del sismo que el pasado 7 de septiembre sacudió el Sur y Centro de México dejando un alto número de muertos, heridos y damnificados, existiendo un 7% que aún desconoce la existencia del mismo. Entre quienes están enterados del sismo sufrido se identificó que el 7.2% tiene por lo menos un familiar, amistad o conocido que sufrió algún daño físico y/o material durante el temblor, índice de sube a 12.4% en Tecate y 10.7% en Tijuana.

Manuel Lugo Gómez, Director General de la casa encuestadora IMERK Opinion & Market Intelligence, que se enfocó en conocer el índice de solidaridad y apoyo que existe con relación a las víctimas del reciente temblor en México, así como la cultura de prevención que existe en la entidad ante cualquier desastre natural, señaló que al día de hoy el 34.4% de las personas mayores de 18 años ya realizaron algún tipo de donativo para las víctimas del sismo, subiendo a 67.5% en quienes tienen un ser cercano afectado por el mismo, sin embargo el 65.6% aún no lo hace, subiendo su número en Ensenada (69.1%) y Tecate (68.1%), así como en las mujeres (66.3%) y las personas de 26-35 años (68.2%).

Con relación al alto índice de personas que no han cooperado, agregó, que se debe principalmente a que no conocen en donde hacer su donativo (37.7%) y por no tener capacidad económica para hacerlo (33.9%), seguidos también por quienes afirman no confiar en que su donativo llegará a los damnificados (15.3%) y por no ser su prioridad en este momento (13.1%).

Manifestó que sabiéndose que Baja California está ubicado en una zona de alto riesgo sísmico, principalmente por el impacto de la Falla de San Andrés, sorprende ver que actualmente tres de cada diez de sus habitantes (26.3%) no saben que existe la posibilidad de que se presente un sismo de alta magnitud en la región.

Ante la posibilidad de que se presentara un temblor en Baja California, el 54.2% de sus habitantes afirman que en su hogar están “poco preparados” para reaccionar ante ello y el 34.3% dice estar “nada preparados”, solamente el 11.5% consideran estar “muy preparados”, subiendo esto último a 18.3% en Mexicali, dato que sorprende cuando hace apenas siete años la tierra cachanilla fue sacudida por un fuerte terremoto de 7.2 grados, declaró.

Analizando el cumplimiento de diez medidas que resultan vitales para cumplir con una cultura de prevención ante cualquier desastre natural, dijo que se encontró lo siguiente:

DOCUMENTOS PERSONALES: el 71.7% tiene ya un archivo con los documentos personales de los miembros de la familia, subiendo a 75% en Tijuana y Mexicali.

BOTIQUÍN DE PRIMEROS AUXILIOS: el 71.2% cuenta con reserva de un botiquín ante una posible emergencia natural, siendo mayor en Rosarito (78.3%) y Mexicali (75.8%).

HOSPITAL CERCANO: el 70.2% tiene ubicado un hospital cercano a su hogar y una posible ruta de acceso rápido, medida que es mayor en Tijuana (86.7%) y Tecate (75.8%).

LINTERNA, RADIO CON PILAS Y SILBATO: el 66.3% cuenta con reserva de ellos, principalmente en Mexicali (74.2%) y Rosarito (72.5%).

TELÉFONOS DE EMERGENCIA: el 58.8% tiene a la mano un listado con los teléfonos de emergencia, subiendo en Tijuana (67.5%) y Mexicali (65%).

RESERVA DE VÍVERES Y AGUA: el 58.7% cuenta con una reserva de víveres enlatados y agua potable como prevención, siendo mayor en Mexicali (65.8%) y Tijuana (60.8%).

CAJA DE HERRAMIENTAS: el 58.5% cuenta con ella ante la posible necesidad de una reparación de emergencia, principalmente en Tijuana (71.7%) y Tecate (64.2%).

PUNTO DE REUNIÓN: el 49% ya tiene definido un punto de reunión familiar ante un posible desastre natural, subiendo únicamente en Mexicali (57.5%).

TIPO SANGUÍNEO: el 43% tiene un registro del tipo sanguíneo de todos los miembros de la familia, siendo mayor en Tijuana (48.3%) y Rosarito (47.5%).

SIMULACRO DE REACCIÓN Y EVACUACIÓN: siendo quizás el más importante sólo ha sido realizado en el 18.3% de los hogares, aumentando en Mexicali (28.3%) y Tijuana (22.5%).

Tomando en cuenta las variables antes vistas, se concluye que en cuanto a cultura de prevención ante desastres naturales los habitantes de Baja California están reprobados con 5.6, quedando así por municipios: Tijuana (6.1), Mexicali (6.1), Rosarito (5.6), Tecate (5.5) y Ensenada (4.9); por lo que queda claro que aún hay mucho por hacer para cumplir con una cultura de prevención, un tema delicado por las características propias del estado.

Deja un comentario