Con Congreso sitiado, Pavlovich consigue pasar ‘veto ejecutivo’ en Sonora

La gobernadora priísta adaptó las reglas para limitar al congreso siguiente con mayoría morenista

0
125

Con el Congreso de Sonora sitiado por grupos de choque priistas, la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano consiguió pasar una reforma que le permite vetar las decisiones del Legislativo y hacer modificaciones al Presupuesto aprobado, entre otras muchas facultades que concentran el poder en su persona.

De acuerdo con Proceso, el Congreso local fue sitiado por un grupo de choque priista de al menos 200 integrantes.

Por su parte, la mayoría de los diputados sonorenses aprobó la reforma de Pavlovich que permite a la gobernadora vetar las decisiones del Congreso, el cual, en la próxima legislatura, tendrá mayoría de Morena.

Esta reforma también contempla un “veto al presupuesto”, que permite a la gobernadora, de forma unilateral, desechar la Ley de Ingresos y Presupuesto de Ingresos, si no le resulta favorable.

Esta iniciativa de ley reformó, derogó y adicionó diversas disposiciones de la Constitución de Sonora, entre las que destaca el , que no es más que una oportunidad de Pavlovich para que, de manera unilateral, esté facultada para

Además, sólo en sus manos estará la creación o eliminación de dependencia, según establece la “garantía de conformación de la administración pública directa y paraestatal”.

La reforma también contempla que la información legislativa se de a conocer en la Gaceta Parlamentaria con dos días de anticipación y no un día.

Por si fuera poco, Pavlovich consiguió la creación de una “agenda legislativa conjunta con el Ejecutivo”, con la intención precisa de tutelar las acciones de los congresistas locales.

Finalmente logró la figura legal de “sustituir al gobernador por falta absolutas, temporales y definitivas”, la cual, según indica Proceso, implica que, cuando el jefe del Ejecutivo acumule 90 días en faltas absolutas o temporales, el Congreso se convierta en un Colegio Electoral, obligado a elegir –por aprobación de las dos terceras partes de sus integrantes– al próximo mandatario, con la condición de que el sucesor sea diputado en funciones y pertenezca al mismo partido del gobernador saliente.

Alfonso Durazo, postulado como próximo titular de la Secretaría de la Seguridad Pública, había señalado el 17 de julio que, con esta medida, la gobernadora busca desatender la voluntad del pueblo y hacer su voluntad.

Durazo en esa ocasión hizo un llamada en primer lugar al Congreso, para no manchar su salida con tal reforma y a la sociedad a estar atentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here