Ante la falta de autoridad, la ciudadanía defendió las urnas

Policía no acude a llamados de ayuda

0
79
Elecciones en Chiapas
Imagen retomada del portal Chiapas Paralelo | Foto: Roberto Ortiz

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas | Sandra de los Santos – Cimac | Cuando llegó el grupo de choque a querer robarse las urnas con los votos de la casilla del parque 05 de Mayo en Tuxtla Gutiérrez, él no corrió en sentido contrario para estar a buen resguardo, sino se puso frente a las urnas que tenían los votos de presidente, gobernador y senador y las protegió para que no se las llevaran. No se movió del lugar, se aferró a las urnas, no las perdió de vista hasta que se contaron todos los votos.

Roberto Marín es un joven que este 1 de Julio le tocó ser funcionario de casilla en Tuxtla Gutiérrez. La jornada electoral para él fue bastante larga. Empezó cuando, junto con sus compañeros, instalaron la casilla y terminó hasta las primeras horas de este lunes 2 de Julio cuando se registraron en las actas los votos.

El joven no fue el único ciudadano preocupado por proteger los sufragios, otros ciudadanos también intervinieron para impedir que se llevaran las urnas. Armaron una valla humana para cuidar  la casilla y se lograra la contabilidad de cada uno de los votos que se iban diciendo en voz alta. La tarea que se impusieron los propios ciudadanos y ciudadanas para dar certeza  terminó hasta las primeras horas de este lunes.

En la capital del estado se presentaron incidencias en cuatro casillas: en la 1610 arrojaron una llanta incendiándose; en la ubicada en casa Kolping activaron una bomba con gas pimienta y en dos casillas más se intentaron robar las urnas.

La ausencia de la autoridad policíaca en diferentes municipios en donde se presentaron disturbios, obligó a la ciudadanía a defender las urnas aún a costa de su propia seguridad.

En San Cristóbal de las Casas fueron los propios ciudadanos quienes lograron la detención de sujetos que iban armados. Fue la ciudadanía en diferentes municipios, quien estuvo documentando que personas armadas se paseaban cerca de las casillas intimidando a las y los votantes.

Desde la mañana las consejeras y consejeros del Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) y algunos de los representantes de los partidos políticos se la pasaron pidiendo, exigiendo, suplicando la presencia policíaca en los municipios donde se estaban presentando disturbios. No les pedían nada extraordinario, solo que hicieran su trabajo, que garantizaran la seguridad y la protección ciudadana en la jornada electoral.

Durante la sesión permanente del IEPC se repitió de manera constante la preocupación fundada de los consejeros electorales distritales o de algunos municipios de sufrir agresiones. Aún con todo eso la mayoría se quedó, hizo lo que les tocaba.

La policía, la gran ausente

¿Dónde estuvo la autoridad policíaca en el enfrentamiento de Santiago el Pinar? ¿Qué estaban haciendo cuando en las calles del centro del municipio de Carranza se paseaban personas armadas? ¿Qué les pasó que intervinieron tarde –muy tarde- en los municipios en donde se han presentado disturbios por el proceso electoral? ¿Por qué no pudieron detectar a tiempo cuáles eran los focos rojos y desplegar operativos en esas zonas? ¿Dónde estaban cuando Roberto Marín tuvo que defender las urnas para que un grupo de choque, que se anduvo paseando por toda la ciudad sin problema, no se las llevara?

La Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana y la Fiscalía General del Estado fueron las dependencias más ausentes en esta jornada electoral.

En Chiapas hubo una votación como nunca, pero también una elección violenta. Cuatro personas muertas por hechos relacionados con el proceso electoral se dieron este 1 y 2 de Julio en Chiapas.

Una persona en Carranza, otra en Tapilula y dos en Ocozocoutla. Se han registrado hechos de violencia en diferentes municipios como: Santiago el Pinar, Tuxtla Gutiérrez, Carranza, Tapilula, Ocozocoutla, Berriozábal, Chiapa de Corzo, Tila, La Concordia y Huitiupan.

Lo que no hizo la policía lo terminó haciendo la ciudadanía. Cuidó la elección. Las y los ciudadanos participaron como funcionarios de casilla, dieron su tiempo, arriesgaron hasta su seguridad; la gente salió a votar; en muchos casos hizo grandes colas o anduvo haciendo largos recorridos para poder emitir su sufragio. Estos ciudadanos y ciudadanas se merecen mejores instituciones, una mejor clase política que no quiera controlar las elecciones con violencia, esta ciudadanía se merece un mejor gobierno.

18/SS/LGL

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here