Aprueban Diputados protección social a cónyuges y concubinos del mismo sexo

El dictamen fue devuelto con cambios al Senado de la República

0
20

 El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó con 415 votos a favor, seis abstenciones y cero en contra, el dictamen a la minuta que reforma diversas disposiciones de las leyes del Seguro Social y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, a fin de asegurar el acceso y disfrute del derecho a la protección social, servicios y prestaciones, a los cónyuges y concubinos del mismo sexo.

El dictamen fue devuelto con cambios al Senado de la República para sus efectos constitucionales. Añade una fracción XXI al artículo 5-A de la Ley de Seguro Social, para garantizar el derecho al servicio de guarderías a las madres y padres trabajadores asegurados, viudas, viudos o divorciados con la custodia de sus hijos, durante su jornada laboral.

Asimismo, el objetivo de las reformas es otorgar a la mujer trabajadora el derecho de transmitir al esposo o al concubinario una pensión de viudez en el eventual caso de su fallecimiento.

También definir a la “unión civil” como el acto jurídico bilateral que se constituye cuando las personas físicas de diferente o del mismo sexo, mayores de edad y con capacidad jurídica plena, establecen un hogar común con voluntad de permanencia y ayuda mutua, por el que se deriven obligaciones alimentarias, de sucesión o semejantes, y que esté reconocido en la legislación de los estados, cualquiera que sea la denominación que adquiera.

Destaca que las reformas son necesarias para que no se vuelva a presentar ningún caso en donde se niegue el otorgamiento de este derecho a los matrimonios, sea cual fuere su preferencia sexual, pues se extiende, la figura de concubinato, a efecto de avanzar en el reconocimiento de los derechos más elementales de las y los trabajadores asegurados, de las y los pensionados, cuyos cónyuges son del mismo sexo.

Al fundamentar el dictamen, la diputada Mary Carmen Bernal Martínez (PT) señaló que el tema abordado hoy, es histórico, toda vez que se protege y amplía la seguridad social a las y los trabajadores de la nación, pues el principio de igualdad debe ser la guía en la Cuarta Transformación.

Añadió que las actuales leyes del Seguro Social, y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) contienen elementos discriminatorios que actúan en detrimento de las mujeres trabajadoras cónyuges del mismo sexo.

Con este dictamen, a su vez, las mujeres tendrán el derecho a pensionar a su cónyuge o concubino. “Estoy convencida que estamos avanzando hacia una sociedad más igualitaria e incluyente, en la que todas las garantías son reconocidas en todos los niveles del Estado y todos los individuos se encuentren en igualdad de condiciones”.

Subrayó que las y los cónyuges y concubinos del mismo sexo representan un sector que sufría exclusión y restricción por parte de la ley, la cual institucionaliza a las familias tradicionales y ahora, con estas modificaciones, ya podemos hablar de una real inclusión de todos los grupos que siempre habían sido desfavorecidos desde el Estado.

De Morena, la diputada Reyna Celeste Ascencio Ortega dijo que esta iniciativa es el resultado de la lucha por lograr que todas las personas cuenten con seguridad social, sin importar con quienes hayan decidido compartir su vida, y se da un gran paso en el reconocimiento de derechos y garantizar seguridad, además de trascender como sociedad, dando un golpe certero a la discriminación.

Hizo un reconocimiento a la Cámara, porque por primera vez en la historia parlamentaria, hay una Comisión que atiende los derechos de la diversidad sexual. “Mirar las deficiencias del pasado y legislar en el presente para construir un mejor futuro es hacer juntos historia. Acompañemos esta propuesta con el respaldo de todas las fuerzas políticas, para que la exclusión se quede en el pasado”.

En su oportunidad, el diputado Luis Alberto Mendoza Acevedo, del PAN, subrayó que el dictamen es un avance en materia de derechos humanos y protección a la dignidad de las personas. Con su aprobación, se cumple el anhelo de un sector de la población discriminado y violentado al no contar con seguridad social, a pesar de cotizar ante las Instituciones, sostuvo.

Agregó que con la reforma se estará a la vanguardia del derecho internacional, además de avanzar hacia un sistema de protección social universal y garantizar que todas las personas, sin discriminación alguna, ejerzan con plenitud los derechos y obligaciones que les otorga la seguridad social. “Acción Nacional apoyará este gran paso al dar un trato igualitario a las trabajadoras y trabajadores, sin que se les condicione o restrinjan sus derechos por su preferencia sexual”.

El legislador Rubén Ignacio Moreira Valdez, del PRI, puntualizó que se da un gran paso en materia de reconocimiento de derechos humanos; por ello, su grupo parlamentario votaría a favor. “Agradezco y reconozco el trabajo en conjunto, para realizar modificaciones al proyecto del dictamen. Propusimos que el derecho del servicio de guarderías sea por igual a trabajadores y trabajadoras, así como a todos aquellos, sin importar el sexo, que son beneficiarios de servicios de salud”.

Exhortó a las legislaturas estatales para que trabajen en el mismo sentido, porque “autoridades administrativas niegan los matrimonios igualitarios y adopciones. Hoy tenemos diversas iniciativas para solventar ese problema, por lo que llamo a que pronto votemos que todos los derechos sean para todas las personas”.

La diputada Elba Lorena Torres Díaz, del Partido Encuentro Social, expresó que el texto vigente de las leyes del Seguro Social y del Instituto del Seguridad y Servicios Sociales de los trabajadores del Estado tienen obstáculos para la realización plena de los derechos establecidos, por lo que consideró necesario generar una estrategia administrativa adecuada que dé sostenibilidad a la ya mermada seguridad social.

Puntualizó que su fracción parlamentaria está a favor de la familia, valores o igualdad. “Esto será garante de los derechos humanos fundamentales, de las minorías y grupos vulnerables que hoy siguen siendo el gran pendiente. Un México con igualdad de derechos y deberes para todas y todos es posible, hagámoslo”.

La diputada Margarita García García (PT) denunció que el sistema de seguridad actual beneficia al hogar tradicional, donde los hombres proveen dinero y las mujeres se encargan de las casas; además, afirmó, discrimina cualquier tipo de hogar. Por ello, dijo, las reformas responden a un tema de tolerancia, inclusión y respeto a los derechos de las personas y de convivencia.

Mencionó que este derecho no puede seguirse condicionado al sexo ni a la orientación sexual de las personas. Lamentó que en pleno Siglo XXI, la mayoría de las entidades no ha legislado sobre matrimonios de personas del mismo sexo y “no se vislumbra su intención a hacerlo”.

De MC, el diputado Juan Francisco Ramírez Salcido expresó que el acceso a la seguridad social no debe considerarse como una concesión por parte del gobierno a los trabajadores. Añadió que el país padece de una enorme crisis de discriminación dirigida hacia los grupos más vulnerables; sin embargo, uno de los sectores que la padecen más son aquellos que por su orientación sexual pertenecen a la población LGBTTTI.

El objetivo de este dictamen, dijo, es reivindicar los derechos de este grupo social históricamente desprotegido y discriminado, permitiendo con ello, un cambio en las políticas de los gobiernos y en la percepción de las personas. “Estamos a favor, porque todas y todos los mexicanos somos iguales ante la Carta Magna. Vamos por la no discriminación y por hacer valer sus derechos”.

El diputado Carlos Torres Piña (PRD) reconoció que esta Cámara alcanzó las condiciones para que las leyes del Seguro Social y del ISSSTE sean reformadas para garantizar a las parejas del mismo sexo el acceso a las prestaciones y a los beneficios plenos de seguridad social.

Resaltó que la reforma es resultado de una sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que, desde 2014, reconoce como asegurado y derechohabiente, sin distinción alguna, a un cónyuge del mismo o distinto sexo. “Hoy se da certidumbre plena a estas parejas para su aseguramiento en el IMSS e ISSSTE”.

Leticia Mariana Gómez Ordaz, diputada del PVEM, indicó que estas modificaciones, por otra parte, contemplan la posibilidad de otorgar a la mujer trabajadora el derecho de transmitir al esposo o al concubino una pensión de viudez en caso de un eventual fallecimiento de la titular.

Agregó que se adopta un lenguaje inclusivo que permite a hombres y mujeres trabajadores hacer extensivos sus derechos en materia de seguridad social. “Como legisladores, debemos trabajar para armonizar las leyes del país, para que se incorpore un lenguaje incluyente y no permitir la discriminación de ningún tipo”.

En la discusión en lo general, con las modificaciones aceptadas, el diputado Evaristo Lenin Pérez Rivera (PAN) propuso eliminar la necesidad de acreditar la dependencia económica cuando la trabajadora fallece, a fin de que tenga la tranquilidad de que dejó protegida a su familia. Con ello, se acaba con la discriminación hacia la mujer, quien aporta recursos importantes, cotiza al IMSS, ha dejado de ser dependiente y se ha convertido en eje económico.

El diputado Eleuterio Arrieta Sánchez (Morena) afirmó que esta reforma es un avance hacia un país libre de discriminación e igualdad de oportunidades para hombres y mujeres, sea cualquiera su preferencia sexual. Reconoce la lucha de la comunidad LGBTTTI (Lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero, travesti e intersexual) y organizaciones civiles que por años han defendido su derecho a la seguridad social: salud, pensión y vivienda, al erradicar la fragmentación sectorial en este sistema que deja a un significativo número de personas fuera de estas prestaciones.

La diputada sin partido, Ana Lucia Riojas Martínez, dijo que hoy puede ser un día histórico, debido a que se da un paso en el reconocimiento a los derechos y ruptura de la absurda idea de lo normal y natural. Sin embargo, indicó que falta mucho para que se pueda hablar de sociedades de iguales, porque mientras una persona sea despedida de su empleo por sus preferencias de orientación, le impidan casarse, a menos que tenga un amparo, y en alguna clínica se niegue el servicio a una persona trans, se está lejos de la meta.

La legisladora Verónica Beatriz Juárez Piña (PRD) señaló que esta minuta es necesaria, para que no se siga negando derechos o se discrimine a cualquier matrimonio, independientemente de su preferencia sexual. “Se trata de una reforma histórica que da cumplimiento a diversos compromisos en materia de derechos humanos, pero también representa la lucha de los colectivos de la diversidad sexual que han demandado este reconocimiento”.

En tanto, el diputado Gerardo Fernández Noroña (PT) consideró que la reforma es un avance importante en el respeto a la diferencia, a la orientación sexual y diversidad que tiene la sociedad. Expresó su deseo por que antes de que termine la Legislatura, todas las mexicanas y mexicanos tengan seguridad social y que ésta sea un derecho universal y de excelencia.

Graciela Sánchez Ortiz, diputada de Morena, reconoció que en los últimos años se han mejorado las condiciones de seguridad social de la población; sin embargo, se requiere avanzar hacia la universalidad de la salud y reconocer que los derechos que hoy se plasman en la ley, “no son concesiones ni regalos del gobierno o de los patrones a las y los obreros, son el resultado de las batallas sostenidas por siglos para alcanzar condiciones de seguridad digna para ellos y sus familias”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here