“Estén como estén, pero que nos los devuelvan”

No existen datos oficiales ni precisos, cada organización maneja sus propias cifras de acuerdo a los casos que les reportan. Autoría: Josefina Aguilar Pastor, Chilpancingo, Guerrero.

0
32

Algunas visten de negro, otras de rojo o blanco, el color no importan el objetivo es el mismo, exigir justicia y la presentación con vida de sus familiares, “estén como estén, pero que nos los devuelvan”, dice una de las madres que participa en la caminata.

Salieron de la catedral “La Asunción de María”, ubicada en el centro de la capital del Estado,  llevan en las manos vela, veladoras y retratos de sus seres queridos, son familiares e integrantes de organizaciones de desaparecidos del Estado de Guerrero.

Metros delante de la catedral, se encuentran autoridades del ayuntamiento capitalino, el del micrófono, el secretario de cultural, no muestra ningún tipo de respeto a la caminata, a la exigencia de justicia, sigue agradeciendo a los funcionarios del ayuntamiento que se encuentran presentes; con su equipo de sonido, opaca, apaga, las voces de las y los marchistas, la gente se atraviesa por el medio, ve pasar a columna humana, pero no muestra algún interés.

Caminan rodeando el zócalo, llegan frente al ayuntamiento, donde integrantes de Red Estatal de Organizaciones Feministas Guerrerenses, que momentos antes también marcharon para exigir un alto a los feminicidios; con su equipo de sonido, les vuelven a pagar sus gritos de justicia, aunque las causas son las mismas, la división de los grupos se impone.

Llegan al pie del monumento al General José María Morelos y Pavón, donde a un costado, desde el mediodía colocaron una ofrenda en honor a sus desaparecidos.

María Luisa Garfias Marín integrante del colectivo de desaparecidos, comentó que no existen datos oficiales ni precisos, cada organización maneja sus propias cifras de acuerdo a los casos que les reportan, es un número indeterminado, muchos no son denunciados por temor, estiman que la cifra supera los 2 mil, del 2006 a la fecha.

“Pedimos justicia, sabemos que día a día se cometen agravios, hacia las mujeres, no importa si se es líder luchado social, el estado, es un estado fallido, pedimos justicia por todos los que han caído y por eso esta pequeña conmemoración, para exigir a las autoridades cumplan con su trabajo, no veos la razón de ser de esas instancias, que haya presentación con vida o solo de los 43 sino de todos los hijos, primos, hermanos que en este momento no sabemos bajo qué condiciones están pasando, en un Estado donde el gobierno no ha hecho su trabajo para que los ciudadanos vivamos en un ambiente de paz y tranquilidad”, dijo una de las activistas, en el pequeño mitin iniciado.

Martha Obeso, viuda del extinto diputado Armando Chavarría del PRD, dijo que son miles desaparecidos en el Estado de Guerrero, quienes estuvieron en el lugar y hora equivocada, y se esfuman como si a tierra se los tragara, lo mismo que los feminicidios;  lamentó que a 9 años del asesinato de su esposo, no haya indicios del esclarecimiento del homicidio.

La recipiendaria de la presea “Sentimientos de la Nación”, otorgada por el Congreso del Estado, María Luisa Garfias Marín, refirió que la marcha y la ofrenda realizadas, eran también en honor de aquellas, madres, hijas, hermanas, esposas, a las que les han quitado la vida en el estado de Guerrero, mujeres de distintas edades, y de las que hasta el momento, el Estado también ha sido omiso para que sus familiares puedan tener justicia “es una ofrenda para no olvidarlas a ellas, a ellas está dedicadas, porque la violación de los derechos humanos de las mujeres es permanente y de todos los días”, acusó.

María de Jesús Cisneros Guillen, ex diputada local, comentó que en el 2007, desapareció su hijo Ludwing Hernández, desde entonces lo anda buscando, y a pesar de los años, “yo sigo esperando que haya un milagro y que el aparezca yo lo espero con vida pero… yo creo que tenemos la esperanza de que aparezca como sea … se resigan uno”.

Recriminó al gobernador, que en su campaña ofreció orden y paz, pero cada vez hay más, homicidios, desparecidos en el Estado de Guerrero, donde no hay una autoridad que pare esta violencia. Los padres dijo, están muy preocupados porque cada día desaparecen niños, mujeres, hombres de todas las edades, se pronunció porque de verdad las autoridades hagan su trabajo, insistió en que no hay justicia, respeto a los derechos, nada, es un estado fallido, donde todos están expuestos en cualquier momento; pidió al ejecutivo estatal, ponga a sus funcionarios a trabajar.

María Guadalupe Rodríguez Narciso, busca a su hijo Josué Molina Rodríguez, desaparecido el 4 de junio del 2014, y a más de 4 años, no ha encontrado justicia, ni el gobernador ni todas las autoridades encargadas, han hecho su trabajo, no hay un solo derechos que sea respetado, “queremos justicia, queremos a nuestros hijos”, exigió.

“Justicia, justicia.. porque vivos se los llevaron vivos, los queremos”, “Hijo, hija, escucha tu madre está en la lucha”, “ni una más ni una asesinada más”, gritaron a unísono.

Lamberto Castro, del Colectivo de Familiares de desaparecidos y asesinados de Chilpancingo”, explicó que la vestimenta blanca, era por quienes, se mantienen en la búsqueda de los desaparecidos; de rojo, por el reclamo de feminicidios, que señaló, son una vergüenza; de negro, por quienes han sido asesinados.

Afirmó que la justicia también está muerta, y la ofrenda hecha, es en reclamo para que llegue la justicia, un reclamo a todas las autoridades por un alto a la violencia, no es posible dijo, que vivan con la incertitud de que sus hijos desaparezcan o sean asesinados, que no regresen a casa. A días de que entre en funciones el nuevo gobierno federal que ofreció perdón para los delincuentes, recalcó que no caerán en esa esperanza falsa “no puede haber perdón sin haber justicia en los distinto ámbitos”, advirtió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here