¡Alto al negocio penitenciario!

Urge instalar el Sistema Anticorrupción de la Ciudad de México

0
171

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Personas Privadas de Libertad (ENPOL), 55.4% de las personas entrevistadas manifestaron haber sido víctima de corrupción en un centro penitenciario de la Ciudad de México, casi 30% más que a nivel nacional. Se tratan de las cifras más altas en todo el país.

En un contexto de encierro, ser víctima de corrupción impacta directamente en el acceso a servicios tan básicos como la alimentación, el agua potable, o una cama. Esto tiene consecuencias en la integridad física y moral de las personas, en la gobernabilidad de las instituciones penitenciarias y, por supuesto, en el acceso a la justicia de las personas en conflicto con la ley.

A título de ejemplo, en la Ciudad de México, el pase de lista se paga a 10 pesos al día. Siguiendo los resultados de la ENPOL, esto representaría 154,450 pesos pagados en un día y 56,374,250 de pesos generados por este mismo concepto tan solo durante el año 2016. Lo anterior resulta significativo si al realizar un ejercicio comparativo observamos que el presupuesto destinado a los centros penitenciarios de la Ciudad de México en 2016 fue de 3,314,622 pesos.

Esta problemática también tiene un importante sesgo de género, los gastos generados por estos actos de corrupción la pagan directamente decenas de miles de mujeres, madres, hermanas, hijas y parejas de las personas privadas de libertad.

En la Ciudad de México las personas privadas de libertad son consideras como negocio, lo que nos lleva a cuestionar los motivos de las personas tomadoras de decisiones al seguir promoviendo políticas de populismo penal, que no han comprobado efecto alguno sobre la incidencia delictiva, pero sí contribuyen a seguir alimentando el crecimiento de la población carcelaria en la capital.

Si bien creemos firmemente en el poder transformador del sistema de justicia penal, nos parece crucial buscar su fortalecimiento a través de policías públicas basadas en evidencia, que busquen atender una problemática compleja que va mucho más allá de la lógica punitiva.

Por lo anteriormente solicitamos:

  1. Al Comité de Selección del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Anticorrupción, considerar prioritaria en la selección de los y las futuras integrantes del Comité de Participación Ciudadan a perfiles especializados en los temas de transparencia y rendición de cuentas en el sistema de justicia penal.
  2. Al Congreso de la Ciudad de México, adoptar lo antes posible la Ley Orgánica del Tribunal de Justicia Administrativa con el fin de acelerar el nombramiento del o la futura Fiscal Anticorrupción.
  3. Al futuro Comité de Participación Ciudadana, considerar el tema de la corrupción en el sistema penitenciario como un eje prioritario de su trabajo.
  4. A la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México, la eliminación del Consejo de Honor y Justicia y el diseño de políticas públicas eficientes para la prevención y atención a la corrupción penitenciaria.
Invitamos a la ciudadanía a sumarse a este llamado para exigir a las autoridades que atiendan el problema de la corrupción firmando esta solicitud:
¡Necesitamos un sistema local anticorrupción YA!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here