107 lenguas originarias en riesgo de desaparición

Presentan el libro Prevención de la Trata de Personas en Lenguas Indígenas

0
34

México es una de las diez naciones con mayor diversidad lingüística al hablarse 68 lenguas originarias y 364 variantes, de las que hace uso el 6.6 por ciento de la población, lo que debe prender los focos rojos en autoridades y sociedad.

Del total de las variantes, 107 están en riesgo de desaparición, por lo que la CNDH decidió impulsar la publicación de libros infantiles y de diversos materiales relacionados con programas de atención como la “Prevención de la Trata de Personas en Lenguas Indígenas”, con lo que se busca llenar el gran vacío de materiales en lenguas originarias.

Esto expresó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) a propósito del Día Internacional de la Lengua Materna, y señaló que tanto las lenguas originarias y como el castellano tienen el mismo carácter nacional y la misma valía por lo que es necesario reconocerlas como lenguas maternas.

Este libro contiene diversos mensajes de prevención dirigidos, a las y los integrantes de pueblos y comunidades indígenas, sobre todo los de aquellas zonas y grupos de alta vulnerabilidad o donde existen mayores rezagos.

Los mensajes están escritos en 21 lenguas pertenecientes a 18 agrupaciones lingüísticas que están distribuidas en 17 entidades federativas y son habladas por un total de dos millones 418 mil 706 personas en 478 municipios.

Los libros infantiles reúnen leyendas, cuentos y tradiciones de los pueblos y comunidades indígenas, cuidadosamente seleccionadas y escritas en las lenguas náhuatl, mixteca y maya, además de estar traducidas al español e ilustradas.

Están dirigidas a las niñas, niños y adolescentes indígenas a quienes se les invita a revalorar sus lenguas, habladas y escritas, a gozar y recrearse con la belleza de las voces de sus pueblos originarios. También se pretende rescatar prácticas tradicionales como los consejos de los mayores para aprender a trabajar, ser buena persona y convivir con los otros y la naturaleza.

La CNDH refrenda la obligación del Estado mexicano de transversalizar la atención de todas las instituciones, dependencias, programas y servicios para que brinden atención en la lengua materna de esas poblaciones y accedan de manera integral a todos sus derechos.

El organismo destaca el valor de las lenguas originarias como instrumento de comunicación y atributo fundamental de la identidad cultural, no sólo como objeto de estudio, sino como un ejercicio del derecho constitucional de las comunidades a ser reconocidos por su autodeterminación política, cultural y difusión.

Son amplios sistemas integrales de codificación de vida y saberes ancestrales que le dan sentido a un colectivo específico y, junto con otros constructos comunales, refuerzan su identidad y recrean su existencia como pueblos originarios, por lo que es necesario reconocerlas como lenguas maternas, al igual que el español, y otorgarles la calidad de idiomas nacionales y no dialectos.

Las publicaciones infantiles

Los libros “El Tlacuache”, “El Ajolote”, “La Sirena y el Escuinclito”, “¿Qué sueñas que adivinas?” y “Consejas de un Boxito” –escritos en náhuatl, mixteca, maya y español— constituyen un esfuerzo por recuperar la complejidad lingüística de las lenguas mexicanas, reforzar la educación bilingüe incluyente con fuerte noción de los derechos de distintos grupos particulares de indígenas.

También destaca la publicación del libro de cuentos infantiles “Entre Canas, Arrugas y Amor. Hacia una cultura de derechos humanos” (Ichil sak tso´otselo´ob jo´ol o ots´o´ob yéetel yaakunaj. Biin tak jump´éel Miaatsil ti´tojbe´enil kuxtal) escrito en lengua maya, que contiene diez historias que buscan motivar a niñas y niños hacia una cultura de respeto por los derechos humanos de todas las personas.

La fecha conmemorativa fue aprobada en 1999 por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), para proteger y conservar las lenguas maternas de las personas, pueblos y comunidades indígenas y afrodescendientes.

Hay preocupación por el gran número de lenguas, en particular las indígenas, en peligro de extinción a nivel global, de ahí la urgencia de adoptar nuevas medidas a nivel nacional e internacional para conservarlas, para lo cual el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas recomienda que los Estados reconozcan los derechos lingüísticos de los pueblos indígenas y elaborar políticas lingüísticas que promuevan y protejan dichos idiomas al centrar la atención en la calidad de la educación en las lenguas originarias.

SEM/el/sj

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here