Cinco años después, EPN no regula publicidad oficial

La censura se alimenta de un sistema económico del que tanto el gobierno como los medios de comunicación son cómplices.

0
61

Ciudad de México | Artículo 19


Hace cinco años, Enrique Peña Nieto se comprometió a regular la publicidad oficial. A través de una columna publicada en diversos medios de comunicación, el presidente advirtió que “el cambio” comenzaría con tres grandes acciones: la reforma constitucional de transparencia, las reformas anticorrupción y, finalmente, la reforma en materia de publicidad oficial.

Sin embargo, esta última dejó de ser parte de su agenda. Hoy la publicidad oficial sigue siendo un gasto que se asigna de forma arbitraria y discrecional y se ejerce sin control.  

De acuerdo con las cifras de Comunicación Social de la Secretaría de la Función Pública (SFP), el gobierno de Enrique Peña Nieto gastó en los primeros cuatro años de su gobierno más de 34 mil MDP.

Ahora bien, en los cuatro primeros meses del 2017, el gobierno federal gastó un monto total de $98,599,493.00, de los cuales el 44.6% fueron gastados por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Los diez medios impresos mejor pagados por el gobierno federal durante estos cuatro meses fueron:

Respecto a las televisoras, la empresa Excélsior TV recibió el 34% del total pagado y Estudios Azteca el 32%. Como se puede observar, el pago a las dos empresas suma el 67% del monto total ejercido durante los primeros cuatro meses del año.

Los gobiernos federal y locales deben reconocer que hablar de garantías a la libertad de expresión e información requiere hablar de la regulación en materia de publicidad oficial.

 Como se advirtió ampliamente en el informe anual de ARTICLE 19,Libertades en resistencia, el ejercicio de la libertad de expresión está sujeto a tres condiciones: la plata, el plomo y la impunidad.

La censura se alimenta de un sistema económico del que tanto el gobierno como los medios de comunicación son cómplices. Una relación perversa en la que la información está supeditada al dinero público que entra y sale de los bolsillos de los medios. Finalmente, la sociedad recibe información sesgada o a medias.

En este sentido, ARTICLE 19 recuerda al Congreso de la Unión la importancia de reglamentar el párrafo octavo del Artículo 134 de la Constitución, para que la publicidad oficial influya en la sociedad como un constante promotor del derecho a la información pública, promueva el reconocimiento de derechos, el cumplimiento de obligaciones y la rendición de cuentas en todo el Estado Mexicano.

Ante la falta de transparencia, ARTICLE 19 demanda la publicación de las cifras del gasto definitivas del año 2016.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.