¡Basta de argumentos legaloides para proteger a quienes asesinan a periodistas!

Posicionamiento de la Anpac Baja California sobre el asesinto de periodistas en México

0
143
Foto: Flor Castillo

Tijuana-BC | José Angel Inzunza-Anpac


Para la Asociación Nacional de Periodistas A.C. (ANPAC) está claro que ni el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, ni el titular de la Procuraduría General de la República (PGR), ni a gobernadores y alcaldes les interesa la seguridad de los periodistas.

Si bien es cierto que el derecho a la seguridad pública es para todos, y que la procuración e impartición de justicia debe ser igual para todos los ciudadanos mexicanos, sin distingos de ninguna clase, vemos con tristeza, coraje e impotencia que en la práctica nuestras autoridades sí son parciales en aplicar y asegurar esos derechos humanos.

No se puede tapar el sol con un dedo, los hechos desmienten los discursos de todos los personajes del poder público, para quienes “todo está bien”, “no pasa nada”, y prometen hacer “justicia”, como lo prometió hoy el gobernador del estado de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, a los periodistas manifestados en protesta por el asesinato del compañero Javier Valdez Cárdenas.

La demanda que hacemos es especial porque los que nos dedicamos a la función de informar a la sociedad sobre el acontecer diario, y somos portavoces de las inquietudes, demandas y reclamos de la sociedad, somos precisamente el baluarte de la libertad de expresión de todos los ciudadanos en general.

Es por ello que en una de las cartulinas de manifestación de protesta este día se leyó “Están asesinando la democracia”, pues sin una libre expresión, sin una prensa libre, no hay democracia, hay dictadura, hay gobiernos indolentes que hacen lo que se les pega su regalada gana, de manera descarada.

Queremos enfocarnos especialmente en los argumentos legaloides de las autoridades para darles carta de impunidad a quienes asesinan a periodistas, porque exigimos al Congreso de la Unión, al Presidente de la República, y a la Procuraduría General de la República (PGR) que ya le den facultades amplias y autonomía a las Fiscalías Especializadas para la Atención de Delitos Contra la Libertad de Expresión.

Dejen de estar contando casquillos y archivando el creciente número de casos de periodistas asesinados, amenazados, “levantados” o secuestrados, agredidos física y verbalmente, atentados en su persona y/o contra sus equipos de trabajo; investiguen a fondo y resuelvan esos casos.

Reconocemos que todos los mexicanos tenemos derecho a una procuración e impartición de justicia clara, imparcial, pronta y expedita; pero en la práctica, esos preceptos constitucionales no se cumplen, ni para los periodistas, mucho menos para los ciudadanos en general.

Es doloroso reconocerlo y no podemos ni debemos cerrar los ojos a la realidad: que sí se cumple el adagio aquél de que “se aplique la benevolencia para mis amigos, y contra mis enemigos, todo el rigor de la ley”, o como en términos coloquiales se decía: “que se aplique todo el rigor de la ley para todos, menos para los bueyes de mi compadre”.

Para la autoridad es muy fácil dar cartas de impunidad a quienes delinquen, si son de su agrado, ya sea por parentesco, amistad, negocios o compadrazgos: una estrategia es pasarse la “papa caliente” unos a otros, otra es alegar que se trata de un delito doméstico (“pecata minuta” para ellos), y lo peor de todo: buscar pretextos de antecedentes poco honrosos de las víctimas.

¡Esos son los argumentos legaloides que no estamos dispuestos a seguir soportando! ¡Basta de quitarse responsabilidades, eludirlas o minimizarlas!

Exigimos que las Fiscalías Especializadas para la Atención de Delitos Contra la Libertad de Expresión atraigan responsablemente los casos de asesinatos y otras agresiones contra periodistas, dejando de cuestionar sobre si eran o no del gremio, ni buscándoles otros pretextos para desentenderse de las investigaciones que sí deben realizar, y a fondo, para esclarecer esos crímenes.

Sabemos que en muchos casos se toparán con personajes de mucho poder político y económico, incluso de mucho poder en armamentos y contratación de sicarios; pero, ¡valga! La responsabilidad de ustedes es cumplir con los preceptos de justicia que marca nuestra Carta Magna y los tratados internacionales de derechos humanos.

Por todo lo anterior, decimos: ¡Ya basta! Y exigimos investigaciones a fondo y esclarecimiento pleno de los asesinatos de periodistas, así como trato digno y responsable de las denuncias presentadas por motivo de denuncias de otros tipos de agresiones contra compañeros del gremio.

Atentamente:

“La libertad de expresión es conquista irreversible del pueblo” 

Asociación Nacional de Periodistas A.C. (ANPAC)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.