Ciudad de México | Hazel Zamora Mendieta-Cimac


Luz María Medina Pichardo, la tía de Guadalupe, la niña de cuatro años de edad víctima de feminicidio el 18 de marzo de 2017 en el municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México, se encuentra desaparecida desde hace siete días, tras recibir amenazas por parte de la familia de uno de los presunto asesinos y padrastro de la niña, Pablo Rodríguez.

Este 7 de febrero de 2018 la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) emitió la ficha de búsqueda de Luz Medina, quien es parte fundamental de la investigación del feminicidio de Guadalupe (conocida como la “Niña de Neza”), pues fue reconocida por parte de la Fiscalía como ofendida y llevaría el seguimiento del caso en contra de los presuntos feminicidas, Pablo Rodríguez y su hermana, Yadira Medina.

La hermana de Luz, Marina Medina, informó a Cimacnoticias que en este momento se dirige al Palacio Municipal de Nezahualcóyotl, luego de recibir una llamada de Atención Ciudadana de Atención a Víctimas para decirle “que tienen información sobre el caso”, y expresó su temor de que las amenazas que recibió por el hermano del acusado Pablo Rodríguez, “se hayan consumado”.

Marina Medina interpuso el martes 6 de febrero la denuncia de desaparición de su hermana ante la FGJEM, mencionó que es la unidad de Atención Ciudadana de Víctimas del Palacio Municipal de Nezahualcóyotl, quien la ha acompañado en la búsqueda.

Por su parte, la abogada del caso y representante de la familia de la niña Guadalupe, Daniela Meléndez Villegas, recordó a esta agencia que Luz Medina fue reconocida el pasado 31 de enero como ofendida por parte de la fiscalía mexiquense, permitiéndole así el acceso a la carpeta de investigación del feminicidio de su sobrina (expediente ECA/FHM/ECH/034/056135/17/03).

La litigante recordó que Luz es fundamental en la investigación, pues fue ella quien dio a las autoridades la información del paradero de la madre de Guadalupe, Yadira Mediana y su pareja, Pablo Rodríguez, quienes fueron detenidos el 29 de diciembre por la FGJEM como presuntos responsables del feminicidio infantil.

Asimismo, la hermana de Luz Medina, lamentó que en ningún momento tuvieron protección por parte de la Fiscalía mexiquense, a pesar de que reportaron las amenazas de forma pública y el caso se volvió mediático, debido a la circunstancias del feminicidio.

Guadalupe fue hallada asesinada el 18 de marzo del año pasado en un lote baldío del Bordo de Xochiaca en el municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México, se desconocía su identidad ya que la unidad especializada en feminicidio del estado no encontró reportes de desaparición u otros datos que permitieran conocer su identidad, pero tampoco divulgó un retrato de la niña para dar con su familia.

Las tías de Guadalupe la reconocieron hasta diciembre de 2017, luego de que activistas del Edomex recrearan un retrato de la niña y lo circularan en redes sociales. Ellas reportaron que la niña de cuatro años de edad –a la que nunca registraron- era víctima de violencia familiar por su madre y su pareja.

Actualmente ambos se encuentran en el Centro Penitenciario de Reinserción Social de Nezahualcóyotl vinculados a proceso por el delito de feminicidio y la etapa de investigación se cierra en marzo próximo.

18/HZM/LGL

Deja un comentario