Qué pueden hacer las empresas para proteger a los trabajadores LGBTI

Más de 20 compañías se han sumado a la campaña Libres e Iguales de la ONU que pretende acabar con la discriminación de las personas LGBTI en el trabajo. Lo ha anunciado el Alto Comisionado para los Derechos Humanos en el Foro de Davos.

0
279

Davos-Suiza | Beatriz Barral-ONU


“Salir del armario” en el trabajo sigue siendo arriesgado en muchos países. Sin embargo, las compañías que toman medidas para acabar con la discriminación de los empleados LGBTI  puede ser un motor para el cambio dentro y fuera del lugar del trabajo.

Para lograr esos cambios, el Alto Comisionado para los Derechos Humanos presentó un código de buenas prácticas para las empresas en el Foro Económico Mundial de Davos, en Suiza.

Ese código busca eliminar la discriminación de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI) en el lugar de trabajo y entre los clientes, proveedores y el público. Además, anima a las compañías a defender los derechos humanos en los países en los que operan, a través de campañas y apoyando a las organizaciones locales.

El Alto Comisionado citó ejemplos de sitios como Irlanda, un país tradicionalmente católico, que ahora tiene un primer ministro gay, para señalar que “los avances drásticos” hacen parecer que es una “fuerza imparable”. Sin embargo, recordó que a medida que más personas sienten que el ambiente cambia y viven su sexualidad abiertamente, también resurge la intolerancia que tiene su consecuencia más trágica en las altas tasas de suicidio entre este colectivo.

“Es una batalla que hay que luchar cada día, incluso en los países en los que los avances han sido sustanciales, no podemos ser complacientes”, señaló Zeid.

Los principios de conducta para las empresas fueron aprobados por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en 2011. Más de medio centenar de compañías los han adoptado, entre ellas grandes multinacionales como Accenture, Adidas, AirBNB, Airbus, Coca-Cola, Google, Mastercard, Santander, Virgin o Vodafone.

Estas compañías tienen más de 3,5 millones de empleados y ganancias de más de 1,3 de billones de dólares.

“Si podemos aumentar esta campaña, las compañías más pequeñas se sentirán capaces de abordar estos temas”, dijo Zeid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here