Ciudad de México | Jenaro Villamil-Homozapping |


La Procuraduría General de la República decidió dar “carpetazo” al delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, delito bancario y defraudación fiscal contra el ex gobernador priista de Chihuahua, César Duarte, prófugo desde el año pasado, por el caso de Banco Unión Progreso.

La información de la PGR señala que se le notificó el “no ejercicio de la acción penal” al líder de la Unión Ciudadana de Chihuahua, Jaime García Chávez, quien interpuso desde septiembre de 2014 una denuncia penal contra César Duarte y Jaime Herrera, entonces secretario de Hacienda del gobierno priista, por el presunto desvío para el Banco Unión Progreso que se convirtió en uno de los emblemas de la corrupción del mandatario.

Según la PGR, no encontraron elementos para procesarlo por los delitos de defraudación bancaria y el demandante Jaime García Chávez tiene aún 15 días hábiles para manifestar alguna inconformidad.

A pesar de este “carpetazo”, la PGR mantiene la investigación contra César Duarte por 11 causas penales y sigue vigente la ficha roja emitida el 31 de marzo de 2017 para la localización del ex mandatario, que se presume está en Estados Unidos.

Sobre César Duarte existen 8 peticiones formales de extradición, solicitadas por la Fiscalía General del Estado de Chihuahua, una de ellas basada por los presuntos delitos electorales cometidos por el priista, el único de los ex gobernadores que abandonaron el poder en 2016 y que está siendo investigado y no ha sido detenido.

Como se recordará, el gobierno de su sucesor, el panista Javier Corral, ha emprendido una intensa investigación en contra de Duarte y la red de funcionarios por desvío de recursos públicos. Esta investigación generó desde el 15 de diciembre de 2017 fuertes tensiones con el gobierno de Enrique Peña Nieto, con el PRI y, en especial, con la Secretaría de Hacienda.

En esa fecha fue detenido Alejandro Gutiérrez, ex operador de la dirigencia nacional del PRI, señalado como uno de los responsables del desvío de 250 millones de pesos de la Secretaría de Hacienda a las campañas priistas.

El caso generó una marcha de Chihuahua a la Ciudad de México para demandarle al gobierno federal que liberara más de 700 millones de pesos de la Secretaría de Hacienda que no se le entregaron al gobierno de Javier Corral, en presunta represalia por la investigación de los delitos electorales cometidos por César Duarte y la red de funcionarios federales, ex gobernadores y ex dirigentes nacionales del PRI.

Foto: Chihuahua Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here