“La mesa está puesta, les toca a los debatientes”, expresa presidente del INE

"Se trata de temas, como ustedes saben, que los tiempos que corren son importantísimos para el futuro de nuestro país'

0
122

Tijuana-BC | INE


Mensaje que ofreció el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova Vianello, previo al segundo debate presidencial, realizado en la UABC, campus Tijuana:

Muchas gracias, muy buenas tardes tengan todas y todos ustedes. Es un privilegio poder estar aquí en el Campus Tijuana de la Universidad Autónoma de Baja California para llevar a cabo el Segundo Debate entre los candidatos a la Presidencia de la República. 

En primer lugar, quiero hacer una serie de agradecimientos que son obligados de parte del Instituto Nacional Electoral. El primero de ellos es precisamente a nuestro anfitrión, al señor Rector de la Universidad Autónoma de Baja California, a toda la comunidad académica, administrativa, estudiantil de la Universidad. Nuestro agradecimiento por permitirnos, por segunda ocasión en este segundo debate, que una universidad pública de nuestro país sea sede de un Debate Presidencial. 

En segundo lugar, quiero agradecer a los moderadores, a los periodistas León Krauze y Yuriria Sierra, por haber aceptado moderar este Debate, que tendrá una serie de novedades, como ustedes saben bien, que viene a romper con la lógica con la que los debates políticos se habían llevado a cabo en nuestro país. 

En tercer lugar, quiero hacer un agradecimiento muy particular a las 42 ciudadanas y ciudadanos mexicanos, que serán de una manera novedosa quienes pondrán las preguntas detonadoras del debate. Seis de ellos serán los responsables de cuestionar a los cuatro candidatos presidenciales. 

Nadie más que ellos mismos y los moderadores, en este momento, conocen las preguntas. El INE no conoce las preguntas, los candidatos no conocen las preguntas, y parte de la lógica de este novedoso debate de asamblea participativa que involucra, repito, por primera vez en la historia de los debates políticos en nuestro país, a ciudadanas y ciudadanos que han sido cuidadosamente seleccionados y que a nombre de una sociedad, de una comunidad de más de 90 millones o de alrededor de 90 millones de ciudadanas y ciudadanos, cuestionarán sobre los temas que ocupan este debate, a quienes piden nuestro voto por la Presidencia próximo 1° de julio. 

Estamos hablando, además, de un debate que tiene su lugar en una ciudad que es ícono de la migración y que en los tiempos que corren hoy en el mundo y en nuestro país, se constituye en un espacio privilegiado para que quienes aspiran a dirigir a nuestro país, quienes aspiran a presidir nuestro país, debatan o discutan en torno a una serie de temas; los temas que hemos englobado dentro del título genérico de “México en el mundo”. 

Me refiero específicamente a los temas del comercio internacional; a los temas de seguridad transnacional, de seguridad fronteriza; y finalmente, al tema de la migración, de los derechos de los migrantes, como temas de vanguardia, temas indispensables respecto de los que esperamos pronunciamientos de los cuatro candidatos presidenciales, de cara a la emisión de nuestro voto el próximo 1° de julio. 

Se trata de temas, como ustedes saben, que los tiempos que corren son importantísimos para el futuro de nuestro país y que requieren un pronunciamiento de parte de quienes aspiran a gobernarnos. 

Estamos hablando, además, de un ejercicio, el segundo, que tendrá su corolario finalmente el próximo 12 de junio en la ciudad de Mérida, cuando, como ustedes saben, se realizará el Tercer Debate Presidencial que ha decidido organizar el Instituto Nacional Electoral. 

Quiero desde ahora anticipar una cosa. El debate en Mérida es un debate que va a tener un debate distinto al que se realizó el mes pasado y el que en unas horas más tendrá lugar aquí en la sede del campus Tijuana de la Universidad Autónoma de Baja California. 

El debate de Mérida es un debate innovador también en su perspectiva, no tendrá ya público presente, eso quiere decir que al final de esta elección presidencial las y los mexicanos contaremos con tres debates dinámicos, debates que, como ustedes han visto luego de la experiencia pasada en el Palacio de Minería, buscan generar una interacción entre los candidatos a la Presidencia, para generarnos más información a los ciudadanos de cara a la emisión de nuestro voto. 

El debate de Mérida ya no tendrá público presente, pero innovará la posibilidad de que todas las mexicanas y los mexicanos, a través de redes sociales, podamos plantearles cuestionamientos a los propios candidatos. 

Se tratará. en suma, al final, de un ejercicio de tres modelos de debates distintos, que el propio Instituto Nacional Electoral ha querido introducir bajo la premisa de que estos son espacios, son mecanismos que nos permitan a las y los mexicanos contar con información mucho más profunda, tanto de las personalidades del carácter, como también de los proyectos y de las propuestas de quienes piden nuestro voto para la Presidencia. 

Se trata, en pocas palabras, de un ejercicio pensado, como lo dije en el Palacio de Minería hace algunas semanas, no para los candidatos. Este es un ejercicio que el INE le ha organizado a quien se debe; es decir, a las y los ciudadanos. 

Este es un ejercicio que busca generar información para que las y los ciudadanos que, espero masivamente, acudamos el próximo 1º de julio a emitir nuestro voto y decidir con él el destino del país, tengamos información que nos permita ser libres. 

Finalmente, un voto libre es un voto informado y estos debates lo que pretenden es precisamente generarnos a las y los mexicanos más información y, por tanto, más elementos para votar en libertad. 

La mesa está puesta. Les toca a los debatientes, a los cuatro candidatos presidenciales, apropiarse de este debate y, sobre todo, como lo ha mencionado el señor Rector, estar a la altura de la sociedad mexicana.

 El Proceso Electoral va bien. Las cifras son cifras muy optimistas. Las y los ciudadanos han hecho suyo el Proceso Electoral. Lo hemos dicho en muchas ocasiones: el INE organiza las elecciones, no las hace. Quienes las hacen son las y los ciudadanos, y el día de hoy hemos visto una inédita participación de las y los ciudadanos que se han apropiado de la función de ser funcionarios de casilla. 

Lo digo con todas las letras: el número hoy, a 41 días de la Jornada Electoral de casillas que pueden estar en riesgo de no instalarse por faltar el número de ciudadanos que por ley se requieren, de 157 mil, es apenas de una decena. 

Insisto, la elección va. Y eso no es solamente gracias al trabajo de todo el personal del INE, sino al trabajo de las y los ciudadanos que se están apropiando de la elección. 

A todos los demás, autoridades electorales, partidos políticos, candidatos, medios de comunicación, grupos empresariales, grupos de la sociedad civil, gobiernos federal, locales y municipales, nos toca estar a la altura de esa ciudadanía que está, insisto, recreando la democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here