Ciudad de México | Hazel Zamora Mendieta-Cimac |


A pesar de que en las redes sociales circula información de que fue encontrada Luz María Medina Pichardo, tía de Guadalupe –la niña de cuatro años de edad víctima de feminicidio en marzo de 2017 en el municipio de Nezahualcóyotl en el Estado de México– su familia aseguró que no sabe nada y no ha recibido aviso por parte de las autoridades.

Consultada por Cimacnoticias, la hermana de Luz y también tía de Guadalupe, conocida como la “Niña de Neza”, Marina Mediana, informó que hasta la tarde de este jueves 8 de febrero desconoce el paradero de su hermana a pesar de que desde ayer ha realizado recorridos con la unidad de Atención Ciudadana de Víctimas del Palacio municipal de Nezahualcóyotl con el objetivo de encontrarla.

Este de 7 de febrero la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) levantó la ficha de búsqueda después de que un día antes Marina Medina presentó una denuncia por desaparición. Este miércoles la hermana de Luz María visitó hospitales de la zona para hallarla pero no obtuvo resultados.

De acuerdo con el relato de Marina Medina, la última vez que los vecinos vieron a su hermana fue el viernes 2 de febrero en un “bicitaxi” de la colonia Benito Juárez en Nezahualcóyotl. Ella se enteró de su ausencia hasta el martes 6 de febrero por una llamada de sus familiares, quienes le alertaron que Luz no había llegado a su casa desde el viernes por la noche.

Luz Medina es parte involucrada en la investigación penal por el feminicidio de su sobrina Guadalupe. En el expediente la mujer tiene calidad de ofendida desde el pasado 31 de enero cuando la Fiscalía mexiquense la reconoció como víctima indirecta en el feminicidio de su sobrina Guadalupe. Es por ello que su presencia se considera clave en la investigación que sigue en contra de Yadira Medina y su pareja, Pablo Rodríguez, acusados del feminicidio infantil.

Este caso ha causado la indignación de la sociedad desde que vecinas y vecinos encontraron el cuerpo de Guadalupe, de cuatro años de edad, asesinada el 18 de marzo de 2017 en la colonia Virgencitas en un lote baldío del Bordo de Xochiaca.

Su identidad era desconocida por lo que activistas feministas del Edomex la llamaron la “Niña de Neza” y trataron de ayudar a encontrar a sus familiares por lo que realizaron un retrato, ya que la unidad especializada en feminicidio de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México nunca emitió uno.

Gracias a este esfuerzo, las hermanas Luz y Mariana Medina reconocieron a su sobrina y presentaron testimonios que ubicaron a la madre y padrastro de Guadalupe como los responsables del crimen. En su momento aclararon que la niña de cuatro años de edad era víctima de violencia familiar y su nombre e identidad no fueron registrados ante el Registro Civil, razón que retraso su reconocimiento.

Cuando el caso ganó la atención mediática ambas alertaron que el hermano del padrastro de la niña y presunto responsable del feminicidio, Pablo Rodríguez, las amenazó pero nunca recibieron alguna protección por parte de las autoridades.

Marina Medina aclaró que hasta el momento ella sigue sin medidas de seguridad y la unidad de Atención Ciudadana de Nezahualcóyotl, únicamente le brinda los traslados cuando hacen los recorridos de búsqueda, además reiteró que desconoce cualquier información sobre la localización de su hermana.

El feminicidio de Guadalupe está en etapa de investigación, periodo que concluyen en marzo, en tanto la defensa legal y la familia ya tuvieron acceso a la carpeta de investigación y los padres de la niña permanecen recluidos en el Centro Penitenciario de Reinserción Social de Nezahualcóyotl.

18/HZM

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here