Nueva York | Jordi Trujols-ONU


Tres expertos en derechos humanos de Naciones Unidas pidieron a todas las naciones del mundo que supriman cualquier tipo de legislación que criminalice y limite el aborto, y que liberen a las mujeres encarceladas por cargos relacionados con la interrupción del embarazo.

Así se manifestaron los relatores especiales por el Día de Acción Global por un aborto legal y seguro, quienes indicaron que es necesario asegurar que todas las mujeres tengan acceso a los servicios de salud, incluyendo la atención sexual y reproductiva, de una manera segura y en consonancia con sus derechos humanos.

Cualquier negación a la obtención de atención médica es discriminatoria y representa una violación de sus garantías fundamentales, añadieron los expertos.

Igualmente, constataron que el aborto no ha de ser un privilegio para las mujeres con mayores recursos económicos sino para todas las que lo necesiten.

Los relatores especiales pidieron que se reconozca a nivel mundial el 28 de septiembre como día oficial de Naciones Unidas para el aborto seguro.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre 2010 y 2014 se produjeron 25 millones de abortos inseguros anualmente, la mayoría de ellos en países en desarrollo de América Latina, África y Asia.

Deja un comentario