Ciudad de México | SemMéxico


La Comisión de Salud de la Cámara de Diputados aprobó la opinión con respecto al Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2018 del ramo 12 de salud, en el cual solicita incrementos para los programas salud materna, sexual y reproductiva; Prevención y Atención del VIH Sida, Prevención y Control de Enfermedades, y para el programa de vacunación.

Lo anterior, después de sostener una reunión de trabajo con el Comisionado Nacional del Seguro Popular, Antonio Chemor Ruiz, en la cual legisladoras y legisladores denunciaron que 13 años de su creación, el Sistema de Protección Social de Salud (Seguro Popular) no ha dado resultados a nivel nacional, ya que no hay suficientes médicos especializados ni medicinas en los hospitales.

Desde septiembre pasado, el presidente de la Comisión de Salud, diputado Elías Octavio Iñiguez Mejía, advirtió que en el proyecto de presupuesto para 2018 “se plantea un recorte de 4 mil millones de pesos (mdp) al Seguro Popular, que con los 23 mil mdp en los tres años anteriores, sumará en total 27 mil mdp, con lo cual se afectará la calidad de los servicios”.

Por lo que cuestionó el empeño en reducir los recortes a este rubro cada año, ya que afecta principalmente a instituciones y pacientes.

Asimismo, de acuerdo con Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, A.C. (CIEP) y su informe “Implicaciones del Paquete Económico 2018”, en el gasto público destinado a la salud, mientras que en 2013 era equivalente al 3.5 por ciento del PIB, para 2018 se propone un gasto de 568 mil 577 mdp, equivalentes al 2.5 por ciento del PIB.

Por lo que el Centro afirma que la asignación de recursos refleja la regresividad de la política del gasto en salud, “los recortes a la Secretaría de Salud, 4.6 por ciento menos en comparación al PEF 2017; y en particular, al Seguro Popular, 3,019 mdp menos que en el PEF 2017; tienen mayor incidencia en la población con menores ingresos”, se indica en el Informe.

De igual forma, en los últimos años, de acuerdo con Fundar Centro de Análisis e investigación, el presupuesto etiquetado para acciones de prevención y atención en salud sexual y reproductiva han sufrido la política regresiva, entre el 2017 y el 2016 se le quitó más de un 9 por ciento; y para el 2018 el Ejecutivo Federal propone un nuevo recorte de un -5.17 por ciento, lo que sumaría entre 2018 y 2016, una disminución de -13.93 por ciento.

La fecha límite para que la Cámara de Diputados apruebe el Presupuesto de Egresos de la Federación 2018 es el 15 de noviembre, según la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

Por otra parte, en la reunión de integrantes de la Comisión de Salud y el Comisionado Nacional del Seguro Popular, la diputada Eva Florinda Cruz Molina, del PRD, apuntó que en Oaxaca las clínicas están cerradas porque existe escasez de medicamentos, además hay hospitales que se cayeron por el sismo del pasado 19 de septiembre.

La legisladora Evelyn Parra Álvarez, también del PRD, cuestionó que ante la epidemia de embarazo en adolescentes, “¿qué está haciendo el sector salud para concientizar a los jóvenes?”.

El diputado Roberto Guzmán Jacobo, de Morena, sostuvo que faltan recursos presupuestales para atender las enfermedades que cada día van en aumento, “no existen las condiciones para atender la salud, faltan medicinas, doctores, infraestructura; hay sobrepoblación en todos los hospitales”.

A su vez, el comisionado nacional, Antonio Chemor Ruiz, tras asegurar que el Seguro Popular no tuvo reducción en su presupuesto, detalló que los recursos que se le asignan cada año en el PEF se distribuye en remuneraciones al personal, 40 por ciento; adquisición de medicamento, 30 por ciento; acciones de promoción, prevención a la salud y gasto operativo de las oficinas en cada entidad federativa, 20 por ciento.

También, el funcionario indicó que la falta de medicamentos se debe a que las entidades federativas no tienen un esquema de repartición eficiente, lo que genera que la medicina se quede por meses en las bodegas. Por ello, se creó el sistema de gestores, para garantizar que el fármaco llegue al lugar donde se necesita.

Mencionó que en 2004 habían 5.3 millones de mexicanas y mexicanos afiliados y para 2014, que fue la punta más alta, eran 57.3 millones, y a partir de esta fecha ha disminuido, debido a que dieron de baja a todo el que contaba con otro tipo de seguro médico, “en esta depuración, el año pasado se redujo el número de afiliados en 2 millones 146 mil y este año en millón y medio”.

Chemor Ruiz detalló que el catálogo universal de servicios de salud ha crecido, ya que cuenta con 660 medicamentos y atiende mil 663 enfermedades, a las que se suman 61 adicionales del Fondo de Gastos Catastróficos, como cáncer cervicouterino, de próstata, de mama, testicular y tratamientos de VIH-Sida.

Deja un comentario