Ciudad de México | Conadis


El día mundial de la parálisis cerebral se conmemora cada primer miércoles del mes de octubre y tan eso, es importante destacar que tiene como objetivo sensibilizar a la sociedad sobre la parálisis cerebral y su impacto en la calidad de la vida de las personas que viven con esta condición.

La parálisis cerebral se describe un grupo de trastornos permanentes del desarrollo, movimiento postura, atribuibles a alteraciones no progresivas que ocurren durante el desarrollo cerebral del feto o del niño hasta los 3 años de edad, secundarias a lesión o disfunción del Sistema Nervioso Central. En la Parálisis Cerebral, el trastorno motor está acompañado frecuentemente de otras comorbilidades cuya existencia o no, condicionará de manera importante el pronóstico individual de estos niños.

La mayoría de los casos se producen durante el embarazo por procesos vasculares, malformaciones cerebrales, falta de oxígeno en el momento del nacimiento.

Algunos factores de riesgo para la parálisis cerebral son:

  • Prenatales (35%), infecciones maternas: (rubeola, toxoplasmosis, citomegalovirus, listerosis) diabetes, gestosis, radicaciones, gemelaridad, hipoxia (alteración de la circulación placentria, anemia, hipotensión, insuficiencia cardíaca), idiopáticas.
  • Perinatales (55%), prematuridad, circular de cordón, obstrucción respiratoria, parto prolongado, analgesia, distocias, descompresión brusca (cesárea), déficit de vitamina E o K.
  • Posnatales (10%), traumatismos, encefalitis, meningitis, convulsiones, deshidratación, tumores.

Las personas con parálisis cerebral generalmente presentan algunas dificultades para coordinar o controlar sus movimientos o posturas, por ejemplo:

  • Cuando el tono muscular es alto se presenta espasticidad
  • Cuando hay movimientos involuntarios se presenta atetosis
  • Cuando hay dificultades en el equilibrio y coordinación se presenta ataxia
  • Cuando hay una combinación de las anteriores se trata de una parálisis cerebral mixta

Deja un comentario