2 mil niñas y niños migrantes separados de sus familiares en EU

Indignación por política de “cero tolerancia” de Trump

0
114

Ciudad de México | Cimac | La reciente decisión de la administración del presidente Trump en Estados Unidos, de separar familiares de sus hijas e hijos al cruzar la frontera con México sin documentos, ha causado una ola de indignación hasta con quienes pertenecen al partido de Trump, los Republicanos.

Según datos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), un mil 995 niñas y niños han sido separados de sus familiares entre el 19 de abril y el 31 de mayo. Las cifras no son desagregadas según sexo o edad de los menores de edad. La razón es que a inicios de abril, el Fiscal General Jeff Sessions ordenó a las patrullas fronterizas aplicar una política de “cero tolerancia”.

Eso quiere decir que toda persona que cruce la frontera sin documentos sea considerada como criminal y por ende, encarcelada. Ya que en Estados Unidos está prohibido que las niñas, niños y adolescentes acompañen a sus familiares en un reclusorio, son enviadas a centros de detención.

En los últimos días, legisladores, organizaciones sociales y periodistas, han logrado tener acceso a algunos de estos centros. En las imágenes de video que difundieron, se ve que las y los menores de edad permanecen encerrados en un tipo de jaula, con colchones en el piso y cobijas térmicas que se suelen usar para rescates en lugar de las normales.

Esa práctica “es cruel e inmoral”, y “me parte el corazón”, expresó la exprimera dama Laura Bush en una columna para el periódico “Washington Post”. Comparó la medida con la manera en que los Estadounidenses recluyeron a familias japonesas durante la segunda guerra mundial. “Sabemos que este trato causa traumas”, indicó Bush y agregó que se verificaron problemas serios de salud en estas personas años después.

A ella se sumaron otras voces de exprimeras damas como Rosalynn Carter, Michelle Obama, y Hillary Clinton. La senadora republicana Susan Collins dijo a la cadena CBS que lo que la administración intentaría hacer sería enviar una señal a las personas migrantes para disuadirlas de cruzar la frontera. “Pero las niñas y niños son víctimas inocentes, y eso va en contra de los valores en nuestro país.”

El ex candidato presidencial, Jeb Bush, también opinó que “niñas y niños no deberían de ser usados como un instrumento de negociación”, y llamó al presidente Trump a terminar esta práctica. El presidente mismo se sintió obligado a publicar una decena de tuits acerca de su política de inmigración.

En ellos, intentó evadir su responsabilidad, culpando a las y los demócratas, que estarían “obstruyendo” nuevas leyes sobre inmigración en el Congreso. Tachó a todas las personas inmigrantes de criminales que estarían usando a la infancia para entrar al país.

La lideresa de los demócratas en el Congreso, Nancy Pelosi, rechazó las palabras del presidente. “Alegar que haya una ley o precedente para separar padres e hijos o hijas es simplemente falso. Es otra señal de su necesidad patológica de distraer atención cuando lo que hace es atropellar la ley.”

La anterior administración del presidente demócrata Barack Obama inició una política dura y mucho más restrictiva en materia de inmigración, por ejemplo, con muchas expulsiones de migrantes que vivieron durante décadas en Estados Unidos. Pero en el caso de familias que cruzaron la frontera, la política era “atrapar y liberar”, lo que significó que las personas fueron registradas e iban a recibir una invitación a presentarse ante una corte migratoria después.

18/SG/LGL

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here